La Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó con 144 votos a favor la iniciativa para proteger a uniformados de las Fuerzas Armadas que denuncian irregularidades o fraudes dentro de las instituciones.

El proyecto fue presentado hace dos años por el diputado Jorge Brito (RD) y nació a raíz de algunos casos emblemáticos de denuncias de maltrato y abusos al interior de las Fuerzas Armadas.

Dichas acusaciones se dieron luego de exponer hechos de corrupción de superiores, entre los cuales está el capitán (R) Rafael Harvey, quien denunció algunas situaciones. Recordemos que Harvey fue dado de baja hace unas semanas por el ministro de Defensa, Alberto Espina.

La iniciativa

El proyecto contempla importantes medidas como la obligación de denuncia de delitos contra la probidad como deber militar; establecer un nuevo procedimiento de denuncias asegurando la reserva de identidad, poniendo como falta grave el adoptar medidas disciplinarias injustificadas, realizar hostigamientos, acoso, o cualquier otro tipo de represalias en contra de quien haya efectuado una denuncia fundada.

En relación a esto, el presidente de la comisión de Defensa, Jorge Brito, explicó que “después de tanto escándalo, fraudes de miles de millones de pesos dentro de las FFAA en nuestro país, los denunciantes de corrupción están en total abandono y desamparo y esa situación tiene que cambiar”.

“Hoy los funcionarios públicos del Estado están obligados a denunciar y aquellos que lo hacen tienen un paraguas de protección, todos salvo los uniformados”, sostuvo.

En ese mismo sentido, el diputado Brito detalló cómo se llegó a esta aprobación en Sala del proyecto: “hicimos una mesa de trabajo con la FACh, el Ejército y la Armada, dos años trabajando en la comisión de Defensa a raíz del caso del Capitán Harvey y otros más”.

“Este proyecto de ley avanza, creemos que es bueno que se cuide a los honestos y los responsables de fraudes enfrenten a la justicia y agradecemos que, a pesar a las diferencia y los esfuerzos de algunos por dividirnos como país, hay cosas que aún nos unen y uno de esos es la defensa y la protección de los denunciantes al interior de las FFAA”, cerró.

Uno de los casos emblemáticos sobre denuncias y hostigamientos ha sido el del capitán Rafael Harvey, quien acusa que por haber develado irregularidades en el Ejército, hoy se encuentra dado de baja.

Para el uniformado “la relevancia de este proyecto es tal que los tribunales ya no podrán interpretar de distinta forma si es aplicable una protección a los denunciantes o no, también la Contraloría no podría hacerlo ni menos la autoridad civil como el Ministro de Defensa ser una autoridad timorata en tanto aplicar la protección que corresponde a los denunciantes”, consigna BioBioChile.

“Eso es lo principal, ya no podrán negarse a proteger a quienes denuncien a los mandos y altos mandos por corrupción y eso es lo que va a evitar: tener nuevos milicogate y otras aristas de las FFAA”, apuntó.

Sobre la normativa, pese a ser aprobada tuvo indicaciones, por lo que volverá a la comisión de Defensa para luego pasar al Senado.