La Corte de Apelaciones de Arica ordenó a la Sociedad Administradora de Fondos de Cesantía Chile II S.A., pagar seguro de cesantía denegado a recurrente que cumple con todos los requisitos legales.

En fallo unánime (causa rol 579-2020), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Marco Antonio Flores Leyton, Claudia Arenas González y el fiscal judicial Juan Manuel Escobar Salas– acogió la acción constitucional, tras establecer el actuar ilegal y arbitrario de la recurrida.
«Que de la documental acompañada por el recurrente, en particular el Acta de comparendo celebrado ante la Inspección del Trabajo de Arica, consta que el recurrente fue despedido de su trabajo bajo la causal invocada por el empleador prevista en el artículo 160 N° 4 letra a) del Código del Trabajo y al mismo tiempo da cuenta que las partes estuvieron contestes en la extensión de la relación laboral y su fecha de término, así como el período por el cual fueron enteradas sus cotizaciones previsionales, con lo que a juicio de esta Corte se encuentran acreditados todos los presupuestos legales señalados en el motivo anterior y que hacen procedente el pago del seguro de cesantía a que tiene derecho el recurrente», sostiene el fallo.
La resolución agrega que: «(…) la conducta de la recurrida al negarse a cursar el pago del seguro de cesantía del recurrente resulta ilegal, por cuanto, según se dijo, de la sola lectura de la instrumental reseñada anteriormente se encuentran satisfechos todos los requisitos que le eran exigibles al recurrente y al mismo tiempo ella deviene, además, en arbitrario ya que carece de justificación razonable».
Por tanto, se resuelve: «Que SE ACOGE, con costas, el recurso de protección deducido por Sebastián Alejandro Miranda Eade, ya individualizado, en contra de Sociedad Administradora de Fondos de Cesantía Chile II S.A., y en consecuencia esta última deberá proceder al pago el seguro de cesantía reclamado dentro de décimo día de ejecutoriada esta resolución, más reajustes calculados de acuerdo a la variación que experimente el Índice de Precios al Consumidor entre el mes de abril del año en curso y el mes anterior a del pago efectivo, más intereses corrientes desde la fecha de la mora».