En su última Cuenta Pública -realizada el 1 de junio de 2019- el Presidente Sebastián Piñera reiteró su compromiso de campaña de reducir el número de diputados a 120 y el de senadores a 40. La promesa plasmada en su programa de Gobierno, contempla un ahorro de $5 mil millones anuales para el Estado.

La reforma en trámite es la última que se relaciona directamente a la actividad parlamentaria, considerando que ya fueron promulgadas las que rebaja su dieta y el que les establece un límite a la reelección. Sin embargo, esta iniciativa permanece en la comisión de Constitución de la Cámara, por donde ya pasaron las otras dos.

El texto se debate cuando aún no ha terminado de ejecutarse la reforma al sistema electoral que terminó con el binominal y estableció un sistema proporcional que trajo consigo el aumento de legisladores. Ésta comenzó a aplicarse en las elecciones de 2017, pero en las próximas senatoriales terminaría de implementarse cuando los miembros de la Cámara Alta pasen de 43 a 50. Eso si es que no cambia producto de la reforma en discusión.

Hitos

En noviembre pasado, en medio del estallido social, desde la Segpres enviaron una indicación sustitutiva al proyecto original y el en ese entonces ministro de la cartera, Felipe Ward, explicó que con esto se mantenía la misma cantidad de distritos (28) y de circunscripciones (16).

«Entrega al Consejo Directivo del Servel la facultad de establecer el número de escaños por distrito y por circunscripción, facultad que se adelanta para abril de 2020, de forma que esto esté plenamente operativo para la próxima elección parlamentaria», dijo en ese momento sobre su contenido.

En paralelo, los parlamentarios de Chile Vamos, liderados por la diputada Paulina Núñez (RN) y su par de la UDI, Juan Antonio Coloma, impulsaron la iniciativa, buscando que ésta avanzara junto a la que rebaja la dieta. Sin embargo, eso no ocurrió. Desde entonces el proyecto se ha mantenido con suma urgencia siendo incluso renovada por última vez el martes recién pasado, consigna Emol.

«Con el diputado Coloma somos autores del proyecto de ley que busca reducir el número de parlamentarios, fue además un compromiso hecho en campaña por el Presidente Piñera, fue parte de su programa de Gobierno y agradezco al Ejecutivo que le haya puesto urgencia», explicó a Emol la diputada de RN.

 

Representatividad

Para la legisladora oficialista «debemos mantener el sistema proporcional, pero terminar con el traje a la medida que hoy existe: hay distritos que con menos habitantes tienen más escaños que otros y eso responde a que hubo un parlamentario de esa región que influyó», consigna Emol.

Núñez explicó que con este proyecto «queremos fijar un límite» y a su vez «terminar con la bancada del 1%», ya que hay un grupo de legisladores que ingresó al Parlamento con menos de ese porcentaje de votos, por lo que ahora también se incorporó ese punto como un mínimo para acceder al Congreso.

Sobre lo mismo apuntó el nuevo titular de la Segpres, Claudio Alvarado, quien señaló que “quienes defendían la reforma del 2015, que aumentó el número de parlamentarios, siempre señalaron que no implicaba aumentar el gasto. Pero el tiempo demostró que esa promesa categórica no fue tal, y por razones obvias. Además del costo, dicha reforma generó problemas de representatividad, con un número no menor de parlamentarios elegidos con muy baja votación.

Estos dos elementos están incluidos en la indicación sustitutiva del Ejecutivo: austeridad y legitimidad y representatividad de quienes ocupan los cargos”. El secretario de Estado participó la semana recién pasada de la sesión de la comisión donde continuó la discusión del proyecto. La instancia está liderada por el diputado Matías Walker (DC) quien enfatizó en que el proyecto no está estancado y manifestó sus reparos, apuntando especialmente a que esto podría hacer -a su juicio- que se vuelva al binominal.

 

Volver al binominal

«Siempre voy a dar lugar a todos los debate como presidente de la comisión y voy a respetar las urgencias que ponga el Ejecutivo. Este es un proyecto que tiene suma urgencia, pero ha sido interesante escuchar las intervenciones», comentó el falangista quien explicó que en la última cita participaron dos académicas de la Universidad de Chile, María Cristina Escudero y Liliana Galdames.

Según relató a este medio, “ambas coinciden con que bajando el número de parlamentarios se produce un problema de representación final con la ciudadanía en forma más directa. Hay consenso también y lo explicó muy bien el diputado Pepe Auth(experto electoral), que esto nos puede significar volver al binominal en determinados distritos y circunscripciones y lo dijo también el ministro Claudio Alvarado, que no era la idea».

A su juicio entonces, tras escuchar a los expositores que han concurrido hasta ahora al debate «creo que no hay mucho margen para bajar integrantes del Senado, porque Pepe Auth hizo un análisis explicando que eso significaría que en muchas regiones se tendrían que elegir dos en vez de tres y eso, en los hecho es volver al binominal».

Acuerdo DC- Oficialismo

Con esa duda por delante, el ministro Alvarado sostuvo que lo importante es llegar a acuerdos, aún más considerando que como toda reforma constitucional requiere de un alto quórum en ambas cámaras para que pueda ser aprobado.

«Nosotros tenemos una posición respecto a la rebaja de número de parlamentarios, pero estamos conscientes que es un tema debatible y estamos abiertos a escuchar propuestas, convergiendo en un objetivo común, que es la rebaja de parlamentarios y dado que se requieren quórums altos para la aprobación de esta ley, indudablemente que estamos dispuestos a hacer el esfuerzo y el ejercicio de conversar para tratar de converger en un acuerdo, porque en caso contrario se hace muy difícil legislar sobre la materia a la cual todos aspiramos», indicó.

En esa línea, la diputada Paulina Núñez recordó el acuerdo inicial que se había hecho entre el oficialismo y la Democracia Cristiana indicando que «estamos dispuestos a revisarla».

La apuesta era reducir a 134 los diputados y según la diputada ”con esa cifra se mantiene la representación de todas las fuerzas políticas que hoy están en el Congreso, pero en su justa medida, según sus votos”. Sin embargo, al recordar esa alianza con RN, el diputado Walker recalcó que si bien «como Democracia Cristiana estamos absolutamente abiertos a discutir el tema y así lo dijo el presidente del partido (Fuad Chahín)», esto fue «desechado y le puso una lápida, el Presidente Piñera», consigna Emol.

Además el presidente de Constitución comentó que a lo largo de la tramitación han surgido otros temas que irían directamente relacionados y que a su juicio deben discutirse en esta reforma. Estos están vinculados a la reciente aprobación de la conformación de la convención en el marco del proceso constituyente, en el que se estipuló una cuota de género entre sus integrantes y se discute la representatividad de los pueblos originarios.

Así el diputado Walker señaló que, por ejemplo, en el caso de la presencia femenina ya no solamente se discute una cuota en las candidaturas “sino que respecto de la asignación paritaria de escaños también en el Congreso Nacional, y son discusiones que vamos a tener a propósito de este proyecto”.