El fiscal regional Oriente, Manuel Guerra, expresó su preocupación por la cifra de personas que han reiterado las infracciones al toque de queda en el contexto de la pandemia del coronavirus.

En diálogo con Duna en Punto de Radio Duna, explicó el procedimiento cuando se viola el toque de queda: “Cuando una persona es detenida por primera vez, en la primera oportunidad si no tiene antecedentes ni ha sido detenida con anterioridad, esa persona se conduce por Carabineros al cuartel y se le procede a quedar en libertad, a menos que figure en la lista de contagiados, caso en que se le deriva a una residencia sanitaria”.

Luego, explica Guerra, esta persona detenida por primera vez “queda libre por una decisión del fiscal debido a que estamos hablando de un volumen muy grande. Estamos hablando de 7714 casos hasta el día de ayer”.

Pero, “cuando reitera y cae por segunda vez, lo pasamos a control de detención. Y lo que encuentro preocupante es que tenemos 998 casos de sujetos reiterados, que han caído o una segunda vez, o algunos tres o cuatro veces”.

“Cuando cae por segunda vez, lo formalizamos. Y en ese caso, cuando lo formalizamos por esa infracción, lo que hacemos es solicitar una medida cautelar en su contra, y normalmente se decreta el arresto domiciliario nocturno o total”, aseveró Guerra.

“La verdad es que nosotros hasta la fecha no hemos tenido mayor justificación de las conductas, amparándose en un problema de situación económica”, expresó Guerra y consigna La Tercera.

Cuando se viola el toque de queda, la Fiscalía invoca que se falta al artículo 318: “La realidad que tenemos es que este delito tiene un sanción baja (…) No tiene una legislación el país en materia de delitos de salud pública”, sostuvo Guerra.