El ministro de Justicia, Hernán Larraín, se refirió al falló que emitió ayer la jueza Macarena Rebolledo, del Segundo Juzgado de Familia de Santiago, donde se reconoció legalmente la maternidad de dos mujeres respecto de un niño.

En la instancia, la magistrada acogió la demanda de reclamación interpuesta por una de las mujeres en contra de la otra, ordenando así al Registro Civil a inscribir al menor como hijo de ambas.

En el fallo de primera instancia, la magistrada indicó, entre otras cosas, que «el deber del Estado chileno es otorgar protección, sin discriminación, a todas las formas de familia que existan, y esforzarse por integrarlas a la vida nacional».

«Para ello, es esencial que el estado civil de un hijo que nace y crece en una familia encabezada por personas del mismo sexo, que han expresado voluntad de procrear, coincida con su filiación legal y se vea reflejado en sus documentos de identificación» detalla.

En ese sentido, el secretario de Estado señaló en conversación con CNN Chile que «los tribunales son los tribunales y para quien ejerce como ministro de Justicia, lo más importante es siempre respetar el fallo de los tribunales. Ciertamente, materias de esta naturaleza despiertan legítimas discusiones y ya la academia se hará cargo de ellas. A nosotros nos corresponde, sobre todo al Registro Civil que es un servicio dependiente de este ministerio, acatar lo que establecen los tribunales».

Añadiendo que «es una situación bastante inédita. «El Director del Registro Civil me decía que no ha sido notificado, pero si así lo es, como yo creo que será por la información pública que ha trascendido, el registro tendrá, como corresponde, que ejecutar lo que estimen los tribunales», consigna Emol.

Asimismo, al ser consultado por su opinión al respecto, Larraín señaló que «(este) es un tema que se presta a una discusión respecto a la cual a nosotros nos toca ejecutar lo fallos de los tribunales y no comentarlos».