Este lunes, el 2º Juzgado de Garantía de Santiago ordenó al Registro Civil inscribir a un niño con dos mamás, un hecho histórico en el país y que marca un precedente para el reconocimiento de hijos por parte de parejas homoparentales.

Sobre ello, el abogado Juan Enrique Pi, expresidente y director de Fundación Iguales, explicó a 24 AM que en Chile la maternidad está definida en tres casos por el Código Civil. La primera de ellas y la más común es el parto, la segunda el reconocimiento en el Registro Civil y, por último, a través de una sentencia firme de juicio de filiación.

En este caso, como ambas madres son una unidad familiar reconocida a través del Acuerdo de Unión Civil y poseen un ánimo de reproducción común, recurrieron al Registro Civil para reconocer a la madre que no tuvo parto, sin embargo, en la institución le negaron dicha posibilidad. Pi aclaró que se les dijo que «por un problema de software, por un problema del sistema operativo, no podía poner a dos mujeres. Y por eso fuimos por la tercera vía que es la vía de la acción de filiación, que es esta demanda que el 2º Juzgado termina acogiendo ayer».

Pi, quien representó a ambas madres, recurrió al vacío legal que existe en la materia y al interés superior del niño, «que se ve negado de su identidad familiar y de todos los derechos de familia de su segunda madre», consigna 24Horas.

Destacó que el menor de edad, al no poder contar con sus madres legalmente reconocidas, «perdía igualdad ante la ley, porque si hubiese nacido en el seno de una familia heterosexual, tendría el reconocimiento».

Lo anterior quedaba de manifiesto en la pérdida de su derecho a herencia, derecho a los alimentos, al cuidado de su segunda madre, a elegir y definir ocurría con el cuerpo de su madre en caso de fallecimiento, entre otros. «La anulación de derechos que se veía sometida al niño era absoluta respecto de la identidad familiar», aseguró Pi.

Ahora y tras el reconocimiento, «ambas madres tienen los míos derechos y obligaciones. Hay dos personas legalmente obligadas a su cuidado y manutención».

Por último, Pi hizo un llamado al Senado a que se aprueben los proyectos de ley relacionados con el matrimonio igualitario, derecho filiativo y adopción. «Urge que el Senado avance en estos proyectos para que prontamente sean ley (…) No me gustaría que las parejas del mismo sexo respecto de sus hijos, tengan que estar acudiendo al poder Judicial en algo que debería ser un pleno derecho ante el Registro Civil».