La Corte de Apelaciones de Santiago resolverá hoy si sobresee definitivamente a siete carabineros imputados por el delito de torturas contra un manifestante en medio del estallido social.

Esto, después de que la Fiscalía y querellantes presentaran un recurso de apelación contra la resolución del tribunal de primera instancia, que consideró que los uniformados no fueron autores materiales de la golpiza.

Fue el primer caso de carabineros imputados por torturas en medio del denominado estallido social, luego de que en televisión se trasmitiera una agresión por parte de un grupo de efectivos de Fuerzas Especiales a un manifestante identificado como Moisés Ordenes, el 21 de octubre de 2019 en Plaza Ñuñoa.

En total, son 12 los funcionarios policiales formalizados por torturas. Sin embargo, a cinco se les atribuye de ser los autores de las golpizas, mientras que a los otros siete se les acusa de no evitar la agresión.

A ellos, el 8º Juzgado de Garantía de Santiago les decretó el sobreseimiento definitivo, pero la Fiscalía Oriente y los querellantes apelaron a la resolución. Hoy, la 3º sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, emitirá el fallo, es decir, si sobresee o no a los uniformados, consigna BioBioChile.

Para una de las abogadas querellantes que representan al hombre agredido, Andrea Gattini, el delito por el que fueron formalizados es uno de los más graves que puede cometer un funcionario público, por el que espera que no sobresean a los 7 uniformados.

En tanto, el abogado defensor de los carabineros, Andrés Delgado, enfatizó que espera que el tribunal de alzada capitalino los sobresea definitivamente porque tuvieron solo una fase omisiva.

Sea cual sea el resultado, tanto querellantes como defensores pueden presentar un recurso de queja, el que sería revisado por la 2º sala de la Corte Suprema.

A la fecha, los siete carabineros a quienes se les acusa de no impedir la agresión están sin medidas cautelares; mientras que el resto, acusados de golpear al hombre, se encuentran con firma semanal, arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima.