El ministro de la Corte Suprema, Jorge Dahm, mantuvo las medidas cautelares y descartó la prisión preventiva para Nicolás Zepeda previo a su extradición a Francia, quien es el único acusado por la presunta desaparición y homicidio de su exnovia japonesa, Narumi Kurosaki.

Esto significa que el acusado continuará con firma semanal y arraigo nacional.

A juicio del ministro, quien es el juez instructor de la causa, no es procedente aplicar la prisión preventiva por la crisis sanitaria que se vive en el país y en el mundo, por lo que no cree que exista peligro de fuga.

Narumi Kurosaki, de 21 años, vivía en el campus universitario de Besançon y fue vista por última vez la noche del 4 de diciembre de 2016. Pese a intensas búsquedas, su cuerpo no ha sido hallado.

Zepeda es acusado por la justicia francesa del homicidio premeditado de la joven, con quien sostuvo una relación sentimental por un año, consigna BioBioChile.

De acuerdo a la investigación realizada en dicho país, Narumi habría iniciado una relación con un estudiante francés, lo que habría provocado los celos de Zepeda, quien supuestamente viajó a Francia con el fin de cometer el crimen.

El acusado ha negado su responsabilidad en los hechos, pero admitió haber estado con ella la noche previa a su desaparición.