A través de un fallo de la Corte Suprema, cuatro funcionarios del Hospital de Calbuco deberán ser reincorporados a sus funciones, luego que fueran exonerados por el Servicio de Salud del Reloncaví, que recurrió al artículo 151 del Estatuto Administrativo de Funcionarios Públicos, sobre salud incompatible para ejercer cargos públicos.

La técnico paramédico Yessica Argel valoró la decisión del máximo tribunal del país, pero advirtió que se trata “de un comienzo, para no dejar que atropellen nuestros derechos. Vamos a seguir luchando para que esta gente pague por lo que nos hizo”.

El Servicio adoptó esa resolución con aquellos empleados que presentaron licencias médicas, cuyas inasistencias excedieron los 180 días, en un plazo de 2 años.

El abogado Marco Silva dijo que esperaron desde enero la resolución, que se conoció el pasado miércoles 20. Aún así, reconoció estar “muy contento, sobre todo porque la Corte demostró que hubo una discriminación arbitraria en el ejercicio de la función pública”.

Aseguró que se trata de un triunfo del sector gremial, al recordar que hubo una toma del hospital y una huelga de hambre en rechazo a la decisión del Servicio de Salud.

Octavio Vargas, secretario de la Fenats del Hospital de Calbuco, destacó que el fallo de la Suprema definiera el correcto actuar de la Compin “que investigó a estas funcionarias y determinó que su salud era recuperable. Aún así, el Servicio de Salud resolvió que las iba a echar igual (…). Los ministros de la Suprema dicen que el uso de licencias médicas no es algo culposo, no es voluntario”.

Rescató de esa resolución que “estando en la categoría de recuperable, nunca debió haberse aplicado el artículo 151, ni que esta autoridad (Servicio de Salud) tuvo atribuciones para hacerlo”.

El Servicio de Salud, a través de una declaración firmada por su director, Jorge Tagle, especifica que sus acciones “han estado orientadas a que la población reciba las prestaciones de salud que le corresponden, velando porque el personal de salud de todos nuestros establecimientos, esté en condiciones de asumir de manera regular dichas tareas”.

Asimismo, expone que reconocen el fallo de la justicia y por lo tanto anunció que “los funcionarios deberán reintegrase a sus labores a la brevedad y se le pagarán las remuneraciones devengadas correspondiente al periodo que duró su desvinculación”.

En la misiva también expresan esperar “el reintegro de los aludidos funcionarios a sus labores habituales y regulares, y que como tantos otros se sumen, a las tareas que la actual contingencia sanitaria demanda de todos los funcionarios del sector salud”.

Fuente: soychile.cl