La Corte de Apelaciones de Chillán fue escenario de un inédito juramento de abogados de Ñuble que no pudieron realizar el acto solemne en la Corte Suprema de Santiago -como dicta la tradición- debido a la pandemia del coronavirus.

Se trató de nueve egresados de la carrera de Derecho, quienes obtuvieron sus títulos de abogados pero, siguiendo los protocolos sanitarios sugeridos por las autoridades sanitarias, prestaron juramento vía online ante el presidente del máximo tribunal, Guillermo Silva.

Guillermo Arcos, presidente del tribunal de alzada chillanejo, señaló que «se trató de una ceremonia de juramento inédita: por primera vez desde Ñuble, debido a la contingencia social y para resguardar la salud de ellos», los flamantes letrados, consigna Cooperativa.

El abogado sancarlino Óscar Lizana reconoció sentirse «muy feliz de ser parte de los primeros profesionales que han jurado en la Corte de Apelaciones de Chillán, a raíz de las medidas preventivas para evitar contagios por el coronavirus».

«Tuve la posibilidad de hacerlo con el atuendo huaso, respetando las tradiciones de mi padre y mi abuelo», dijo.

Por su parte, la abogada Carolina Parra indicó que «es relevante saber que somos los primeros abogados que juramos en la Región de Ñuble, y eso es algo que quedará en la historia».