El abogado de derechos humanos Sergio Concha falleció este martes. Fue un profesional que se destacó en la defensa de víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet y que en 2014 fue postulado al premio nacional de DDHH.

El octogenario abogado fue sacerdote hasta 1996 y participó de la Vicaría de la Solidaridad en la dictadura, así como también del programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior durante la democracia.

En 1974 comenzó su labor como abogado del Comité Pro Paz, tomando a su cargo la redacción de los primeros recursos de amparo en favor de quienes se encontraban detenidos y de las querellas por desapariciones.

También trabajó en la labor de búsqueda de justicia y de defensa de los derechos humanos en la Vicaría de la Solidaridad, Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (Codepu) y en la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (Fasic), consigna Cooperativa.

Quizá uno de sus logros de mayor alcance fue el fallo de la Corte Suprema del 9 de septiembre de 1998 sobre el caso de la desaparición de Enrique Poblete Córdova, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

En este veredicto, los jueces acogieron la tesis del secuestro como delito permanente, así como la improcedencia de aplicar la Ley de Amnistía, cuya importancia radica en que, de manera similar, se acogió dicho argumento para reabrir e investigar otros casos relativos a las violaciones de derechos humanos ocurridos durante la dictadura y condenar a sus autores por delitos de lesa humanidad.