La Corte de Apelaciones de Santiago acogió recurso de protección y ordenó a BancoEstado restituir la suma de $3.600.000 (tres millones seiscientos mil pesos), sustraída de forma fraudulenta a cuentacorrentista.
En fallo unánime (causa rol 62.985-2019), la Primera Sala del tribunal de alzada capitalino –integrada por los ministros Fernando Carreño, Lidia Poza y el abogado (i) Rodrigo Alencar– estableció el actuar arbitrario del banco recurrido al denegar la restitución del dinero.
«Que el medio por el cual el recurrente fue engañado, lo que el banco acepta y no refuta, consistió en que aquél ingresó su RUT y clave en la misma página del Banco. Es decir, el recurrente no facilitó sus claves a un tercero, tampoco las ingresó luego de responder a un correo sospechoso a través del cual accedió a una página del banco similar a la real, sino que operó de forma normal en la plataforma electrónica de Banco del Estado. Ello es indicativo, por lo tanto que no era el recurrente quien estaba llamado, en las circunstancias particulares que lo afectaron, a evitar o precaver el riesgo; por el contrario, los hechos -sobre los que las partes están contestes- revelan, necesariamente, una falla en los controles mínimos que el Banco del Estado, como administrador de su plataforma electrónica, debe mantener a fin de evitar riesgos que amenazan su deber de custodia de los fondos», sostiene el fallo.
«No resulta posible exigir que los bancos eliminen toda posibilidad de que el cliente sea víctima de un fraude, sobre todo dada la rapidez con el que estas conductas se renuevan y multiplican; pero sí existe un nivel mínimo de diligencia del banco que no puede dejar de exigirse cuando es el mismo banco el mejor situado para evitarlos. Dicho estándar, en este caso, no fue satisfecho», afirma.
«(…) por la razones anotadas es posible concluir que el acto recurrido adolece de la ilegalidad que se alega, conducta que privó al recurrente del derecho de propiedad sobre los fondos sustraídos de su cuenta corriente, afectándose, de esa manera, la garantía constitucional del artículo 19 N° 24 de la Constitución Política de la República, lo que justifica que el presente recurso sea acogido», concluye.