El Décimo Octavo Juzgado Civil de Santiago condenó a la administración de la comunidad de edificio a pagar indemnización por los daños provocados por filtraciones en departamento.
En la sentencia (causa rol 23.912-2018), la magistrada Claudia Donoso Niemeyer ordenó el pago de $844.800 (ochocientos cuarenta y cuatro mil ochocientos pesos) por el daño emergente provocado por la negativa a realizar las reparaciones del departamento.
«Que, los hechos antes establecidos fueron calificados en sede de Policía Local, como una vulneración a la Ley sobre Copropiedad Inmobiliaria, que habilitó justamente a condenar a la comunidad demandada por no hacerse responsable de la reparación de un bien de dominio común, como lo es la losa del edificio ubicado en calle José Manuel Infante N°1805 y de los daños producidos en el departamento de propiedad del actor, como consecuencia de las filtraciones de dicha losa», sostiene el fallo.
La resolución agrega que: «los daños ocasionados al departamento de propiedad del actor, debido a la filtración de la losa del edificio, deben imputarse a la administración, cuya conservación y mantenimiento le corresponden, y en definitiva, a toda la comunidad, por tratarse de un bien común; lo cual tiene sustento en el artículo 23 de la Ley de Copropiedad Inmobiliaria N°19.537, en la que se asigna a la administración el cuidado de los bienes de dominio común, quedando ella obligada a ejecutar todos los actos de administración y conservación que fueren necesarios para lograr tal objetivo, y más aún efectuar aquellos de carácter urgente».
«(…) en nada altera lo precedentemente expuesto, que el actor haya demandado a la empresa Inmobiliaria Armas Infante SpA, en su calidad de propietario primer vendedor, dado que, como se ha señalado, por tener la losa del edificio la calidad de bien común, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 2 N° 3 en sus letras a, b, c y de la Ley 19.537, su reparación es de responsabilidad de la comunidad, sin perjuicio del derecho de esta última, representada por su administrador de repetir en contra de la propietaria primera vendedora, de acuerdo a los términos del artículo 18 del DFL N°458 de 13 de abril de 1976, Ley General de Urbanismo y Construcción, ello con independencia de si están o no vigentes las garantías legales, y es la Inmobiliaria correspondiente la que se hace cargo de las reparaciones», añade.