La presidenta del Tribunal Constitucional declaró ante la fiscal Ximena Chong, quien lidera la investigación por la denuncia de corrupción al interior del organismo.

Según información confirmada a Radio Bío Bío por fuentes ligadas a la causa, la presidenta del TC, María Luisa Brahm, declaró en calidad de testigo ante la persecutora de la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte.

Chong encabeza una investigación penal por presunto cohecho y prevaricación, luego que Brahm afirmara en una entrevista que durante la presidencia de Iván Aróstica habían causas paralizadas, particularmente de Derechos Humanos, y que esta situación -a su juicio- estaba “al límite de la corrupción”.

Ante sus dichos, la diputada del Partido Comunista, Carmen Hertz, presentó una denuncia por presuntos delitos de prevaricación y cohecho.

En paralelo, se creó un “comité de crisis” al interior del Tribunal Constitucional, el que también generó cuestionamientos, ya que está compuestos por los mismos ministros que forman el TC, consigna BioBioChile.

No solo eso deberá indagar esta comisión -integrada por los ministros Juan José Romero, Miguel Ángel Fernández y Rodrigo Pica-, sino que también filtraciones a la prensa y abordará el origen de la crisis que vive la entidad.