Un total de 106 personas privadas de libertad fueron beneficiadas con el Indulto Conmutativo en Arica, lo que les permitió dejar el Complejo Penitenciario de Arica y el Centro de Educación y Trabajo CET semi abierto.

La medida fue impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en el marco de la emergencia sanitaria y, que permite que internos e internas que han cometido delitos menores y son población de riesgo, o tienen permisos de salida, puedan cumplir el resto de su pena bajo arresto domiciliario total.

El seremi de la cartera en Arica y Parinacota, Raúl Gil,  indicó que «esta medida obedece a razones humanitarias y sanitarias, permitiendo descongestionar el penal previniendo la propagación del Coronavirus y protegiendo de este modo, tanto a los internos, como a los funcionarios de Gendarmería», consigna Cooperativa.

Por su parte, el director regional de Gendarmería de Chile, coronel Roberto Maldonado, manifestó que «esta medida permite descongestionar las unidades penales y especiales en el contexto de la emergencia sanitaria, que estamos viviendo como humanidad».

Para verificar el cumplimiento, Gendarmería implementó un sistema de seguimiento tecnológico que, a través de la geolocalización, controlará a los indultados y su cumplimiento del arresto domiciliario total.