La Corte de Apelaciones de Arica acogió el recurso de amparo presentado en contra de la Intendencia de Arica y Parinacota, que decretó la expulsión del país de un grupo de ciudadanos extranjeros que habrían ingresado clandestinamente al territorio nacional.

En fallo dividido (causa rol 91-2020), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrado por los ministros Marcelo Urzúa Pacheco, Pablo Zavala Fernández y el fiscal judicial Juan Manuel Escobar Salas– acogió la acción constitucional y dejó sin efecto los decretos de expulsión de ciudadanos cubanos, venezolanos y dominicanos, por ilegales y desproporcionados.
«(…) así como lo ha sostenido reiteradamente la Excma. Corte Suprema (Roles N°21.915-16, N° 6.462-18, N° 6.463-18, N° 6.473-18, N° 23.172- 19 y N°29.014-19), las resoluciones recurridas se tornan en ilegales si la misma presenta como única motivación fáctica el ingreso clandestino al territorio, el cual, no fue eficazmente investigado por las autoridades llamadas por ley a hacerlo con el objeto de establecer su efectiva ocurrencia, y que pese a ello, se la invoca en un acto administrativo de grave trascendencia, lo que ilustra sobre la  desproporcionalidad de la medida, desconociéndose el resto de los elementos que deben ponderarse en este tipo de asuntos», sostiene el fallo del tribunal de alzada.
La resolución agrega que: «(….) las resoluciones atacadas devienen en ilegales por ausencia de fundamentos, además de desproporcionadas, motivo por el cual la presente acción constitucional será acogida, al afectar la libertad ambulatoria de los ciudadanos extranjeros individualizados, sujetos a la medida de expulsión del territorio nacional».