Desde que el país entró en la Fase-4 de la pandemia del coronavirus, el pasado 16 de marzo, en el Gobierno comenzaron a tomar medidas más extremas para evitar la propagación del virus, decisiones que si bien favorecen la situación sanitaria tienen directas consecuencias sociales y económicas.

Es por eso que La Moneda ha hecho una serie de anuncios, que se traducen en proyectos de ley, con el fin de enfrentar los efectos del covid-19. Algunos de ellos han tenido una ágil tramitación en el Congreso, otras han sido iniciativas de parlamentarios -incluso de oposición- que el Ejecutivo ha respaldado, mientras que otros han sufrido algunos traspiés que han hecho más lenta su promulgación.

Los proyectos han apuntado a ayudar económicamente a las familias y empresas que han dejado de percibir ingresos debido a los confinamientos, también hay otros que son de asuntos prácticos, como permitir que el Congreso funcione por vía telemática, consigna Emol.

También, por ejemplo, hubo que retrasar el Plebiscito programado inicialmente para el próximo 27 de abril y reagendarlo para octubre, modificando todo el calendario electoral. Asimismo hay otras medidas que también apuntan directamente a evitar los contagios, como la del indulto conmutativo.

Si bien el Gobierno ha presentado una agenda legislativa que hasta ahora suma siete proyectos, ha promovido otros cuatro presentados por parlamentarios y a uno le puso un veto (prórroga de permisos de circulación) para que pudiera convertirse en ley. Los legisladores también han hecho sus propias propuestas, algunas han sido acogidas por el Ejecutivo como la única que está aún en trámite de las que cuenta con su respaldo, pero otras han avanzado pese a la negativa de La Moneda de apoyarlos.

Es así que la semana pasada se aprobó en la Cámara de Diputados el proyecto que extiende el postnatal hasta el 30 de junio y el que prohíbe el corte o suspensión de servicios básicos, ambos de manera excepcional por la crisis.