El ministro de Justicia, Hernán Larraín, comentó que la aprobación de este miércoles al veto presidencial en el proyecto de Ley que establece un indulto conmutativo a ciertos grupos de reos, para que cumplan sus condenas en sus casas, como una medida preventiva de contagio de coronavirus.

«Hemos logrado la aprobación del veto y por lo tanto del contenido del proyecto que permite que 1.300 personas puedan descongestionar las cácerles. Población de alto riesgo, que es el mayor problema, porque si se contagian puede tener un efecto muy negativo», señaló Larraín.

En esta línea, Larraín también tuvo palabras para las intenciones de cierto sector de Chile Vamos de que esta medida incluya a los condenados por violaciones a los Derechos Humanos, quienes se encuentran recluídos en su mayoría en el Penal Punta Peuco.

Recurso

Un grupo de senadores, incluso, presentó un recurso al Tribunal Constitucional, que deberá pronunciarse sobre la inciativa antes que esta pueda ser promulgada. Según los legisladores, la medida es inconstitucional al no dársele a todos.

«Efectivamente, no se le da a todos porque junto con este criterio sanitario, hay una política criminológica que está diciendo: ‘Le vamos a dar este beneficio a aquellas personas que tengan o hayan sido condenadas por delitos de menor gravedad'», expresó Larraín y consigna Meganoticias.

Tras esto, el secretario de Estado manifestó que «si nosotros le aplicáramos esto a todos (…) no solo saldrían aquellas personas que han sido condenadas por delitos de lesa humanidad, sino que también saldrían 90 violadores y abusadores sexuales infantiles, saldrían 26 homicidas, entre otros».

Tiempo en contra

Finalmente, el ministro se refirió al tiempo que ha tomado el trámite de este proyecto, teniendo en cuenta que la propagación del virus sigue avanzando y la población penal beneficiaria de la iniciativa sigue dentro de las cárceles.

«El tiempo corre en contra, hemos perdido ya dos semanas, porque rechazaron inicialmente en el Congreso. Por estas razones ya comentadas algunos parlamentarios impidieron obtener el quórum, que finalmente se logró. Ahí ya perdimos dos semanas. Y la demora que va a tener el Tribunal Constitucional, que está actuando con la mayor rapidez que puede, van a ser quizás otras semanas más», concluyó el ministro.