El fiscal nacional, Jorge Abbott, anunció que el Ministerio Público revisará las prisiones preventivas en aquellos casos que se cometieron delitos de menor gravedad, a fin de acordar a cambio la medida cautelar de arresto domiciliario total. La idea, según dijo Abbott, es atender la crisis sanitaria que vive el país producto del avance del coronavirus, y disminuir el número de la población penal al interior de los recintos penitenciarios.

«De acuerdo a lo conversado en la comisión del sistema penal, los fiscales del Ministerio Público concurrirán a las audiencias de revisión de prisiones preventivas, ya sea de aquellas decretadas por los tribunales de justicia o aquellas que sean solicitadas por la respectivas defensas», sostuvo el persecutor.

Agregó que «en dichas audiencias los fiscales tendrán en especial consideración la situación por la cual atraviesa el país, especialmente aquella por la que están atravesando los recintos penitenciarios. De modo tal de poder concordar sustituciones de prisiones preventivas por arrestos domiciliarios totales en aquellos casos en que no exista un riesgo mayor para las víctimas ni para la sociedad».

Asimismo, Abott explicó que la Fiscalía evaluará las circunstancias personales de cada imputado, así como también la situación en la que se encuentran al interior de las cárceles, antes de acordar el cambio de medida cautelar.

«Pero siempre teniendo en consideración los intereses de la víctima y particularmente también los intereses de la sociedad, que son los intereses que el Ministerio Público está llamado a resguardar», zanjó. El anuncio llega en medio de las medidas que se han tomado tanto en Chile como en otros países para prevenir los riesgos al interior de los penales por la enfermedad.

Fuente: Emol.com