Por tratarse de una medida cautela proporcionada a la pena que los imputados arriesgan y teniendo como contexto la emergencia sanitaria por el Covid-19, la jueza del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, Carla Capello, determinó hoy sustituir la prisión preventiva por arresto domiciliario total de dos imputados del denominado caso “Primera línea”. La titular de ese tribunal tuvo como especial argumento la emergencia sanitaria que vive el país a causa del Covid-19.

La magistrada adoptó la decisión en el marco de una audiencia de revisión de medidas cautelares que se llevó a cabo hoy y en la que la fiscal Centro Norte Alicia Ascencio sostuvo que no se opondría a la modificación de la prisión preventiva, sosteniendo que había un acuerdo con la defensa de los imputados en ese sentido y sólo si se cambiaba este régimen por el de arresto domiciliario total.

El Ministerio del Interior, querellante en el caso, se opuso; sin embargo, Capello decidió acoger el planteamiento del Ministerio Público y de las defensas de Gabriel Astorga Sánchez y Mario Tapia Véliz, poniendo especial énfasis en la baja penalidad del delito que se les imputa (desórdenes públicos) y la alerta sanitaria que vive el país por la propagación del coronavirus.

La defensa de Tapia intentó que el arresto domiciliario fuera sólo nocturno en base a que es kinesiólogo, trabaja en el Hospital San Borja y, justamente, cuenta con los conocimientos para manipular un ventilador mécanico, herramienta indispensable para tratar a los pacientes que padecen los síntomas más graves de la pandemia del coronavirus. Sin embargo, su abogado no llegó con los informes que acreditaran dicha expertise, por lo que la jueza decidió otorgarle la misma medida cautelar que al otro imputado por desórdenes públicos.

Ambos profesionales están imputados en el marco del denominado caso “Primera línea”, que tiene que ver con un arresto masivo que realizó personal de Carabineros a manifestantes que se encontraban en los alrededores de Plaza Baquedano en marzo de este año.

Juez Urrutia

La semana pasada, la Corte de Apelaciones de Santiago abrió un sumario en contra del magistrado Daniel Urrutia quien, de oficio, decidió revisar la prisión preventiva de 13 imputados del mencionado caso.

Su decisión quedó sin efecto luego que el tribunal de alzada capitalino determinara presuntas irregularidades en el actuar del magistrado, lo que motivó incluso a la suspensión de sus funciones mientras dure la indagatoria administrativa en su contra.

Fuente: La Tercera