El comité de jueces del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago ordenó indagar por qué su par del mismo tribunal, Daniel Urrutia, se autoasignó el caso “primera línea”.

Esto se da luego que la Corte de Apelaciones dejara sin efecto una acción de oficio realizada por Urrutia, que dejó con arresto domiciliario total a los 13 imputados por desórdenes públicos que fueron detenidos el pasado 3 de marzo en calle Ramón Corvalán. Actualmente ellos cumplen prisión preventiva y la decisión se justificó por el avance del coronavirus.

Además, el tribunal de alzada lo suspendió de su cargo mientras dure un sumario administrativo en su contra.

Según un documento al que accedió Bío Bío, los jueces Mario Cayul (presidente), Marcia Figueroa, Carla Cappelo y Carolina Fajardo se reunieron por videoconferencia el pasado 25 de marzo, para tratar diversas situaciones.

En la reunión virtual se consignó que el comité también sesionó el 22 de marzo y se planificó la revisión de medidas cautelares de oficio en algunas causas, pero que entre ellas no estaba la de los imputados por desórdenes públicos acusados de formar parte de la “primera línea”.

Por ello, se solicitó un informe al jefe de la Unidad de Causas y a la administradora de la unidad por si algún interviniente pidió la revisión de prisión preventiva en dicha indagación; y si alguno de los dos le pidió resolver a Urrutia algún recurso sobre esa investigación u otra.

Por último, también se pidió reportar las funciones asignadas al juez para el 25 de marzo, día en que tomó la decisión de oficio. Todo esto en un plazo de 24 horas.

Fuente: BioBioChile.