La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó la sentencia que rechazó la demanda por responsabilidad del Estado en incendio que destruyó vivienda ubicada en las inmediaciones del lago Lleu Lleu, Región del Biobío, en mayo de 2009.
En fallo unánime (causa rol 14.007-2016), la Quinta Sala del tribunal de alzada –integrada por las ministras Maritza Villadangos, Jenny Book y el abogado (i) José Luis López Reitze– confirmó la sentencia dictada por 20° Juzgado Civil de Santiago, en la parte que descartó responsabilidad del Estado por falta de servicio, en el siniestro.
«Que, en cuanto al fondo de la acción, debe tenerse presente que, tal como se expone en los hechos presentados por las partes y en las probanzas allegadas a los antecedentes, es posible concluir que si bien existe una zona geográfica del país en donde existe lo que se ha denominado un conflicto mapuche y en ella se emplaza la propiedad del actor, éste tiene raíces profundas que requieren de una solución global y que, sin embargo, a pesar que existan hechos ilícitos cometidos por terceros desconocidos y que afectan tanto a personas, como a sus bienes, lo cierto es que el Estado ha desplegado y despliega en dicha zona diversos esfuerzos tendientes a asegurar el orden público. A dicho respecto, ha desplegado un mayor número de personal de orden y seguridad, se han iniciado y sostenido las acciones penales respectivas en contra de quienes han sido sindicados como responsables y también ha enfrentado el asunto desde un punto global» sostiene el fallo.
Resolución que agrega: «Sin perjuicio de aquello, es también un hecho que no es posible erradicar de plano todo acto violento que afecte tanto a personas como a bienes en dicha zona, en la medida que no exista certeza de su origen, como tampoco es posible exigir al Estado la erradicación total de la delincuencia, sin que por ello se afecten otros derechos o garantías constitucionales, lo que solo viene a confirmar que el conflicto, denominado mapuche, de profundas raíces, es un asunto de Estado que no puede ser motivo de indemnización particular por falta de servicio».
«(…) por los fundamentos precedentes, estos sentenciadores adquieren la convicción que la alegación de falta de servicio no puede prosperar y ha de ser rechazada, como se dirá», añade.
Por tanto, concluye que: «se revoca la sentencia definitiva de catorce de abril de dos mil dieciséis de fojas 376 y siguientes de estos antecedentes, en aquella parte que acoge la excepción de prescripción esgrimida por el Fisco de Chile y omite pronunciamiento respecto del fondo de la acción deducida y, en su lugar, se declara:
(i) Que se rechaza la excepción de prescripción deducida por el Fisco de Chile.
(ii) Que se rechaza la demanda de fojas 3, deducida por Carlos Tenorio Fuentes, en representación de Pedro Ignacio Celhay Schoelermann y María Ximena Balmaceda Riera en contra del Fisco de Chile.
(iii) En lo demás, relativo a las tachas y a las costas, se confirma la sentencia en alzada».