La bancada de la Unión Demócrata Independiente (UDI) ingresó un proyecto de ley que busca incorporar un nuevo sistema de votación a distancia con el fin de no detener la actividad legislativa ante el actual escenario que se vive en Chile por el Covid-19, que mantiene al país en alerta sanitaria.

La iniciativa, presentada por los diputados María José Hoffmann, Juan Antonio Coloma y Jorge Alessandri, busca reformar la Ley Orgánica Constitucional del Congreso para establecer un sistema de voto telemático luego de que el país entrara a la Fase 4 del brote del coronavirus y ante la posibilidad de que el Poder Legislativo se vea obligado a interrumpir su actividad.

El diputado Matías Walker (DC), presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara -que podría ver hoy mismo ese proyecto-, aseguró que la idea es que se ingrese una indicación sustitutiva al texto, con el fin de que esta pueda ser suscrita transversalmente por todos los miembros de esta.

«Hay mucho interés de mejorar ese proyecto», aseveró el parlamentario al diario La Tercera.

El diputado Alessandri planteó que los celulares de los parlamentarios cuentan con una aplicación que podría servir para la votación a distancia.

«Cuando asumimos los diputados este período a todos se nos instaló en nuestros celulares una autenticación para la firma digital a distancia de proyectos de ley. Se nos explicó en ese momento que todavía no estaba en uso pero que iba a quedar instalado en todos los celulares para que con la huella digital se pueda firmar un proyecto de ley para ingresarlo al Congreso», dijo y consigna Cooperativa.

«Le hemos pedido al secretario general de la Corporación que en esta misma aplicación, que ya está en nuestros celulares, tenga también con la misma autenticación un proceso para votar», añadió el gremialista.

En paralelo, la mesa de la Cámara, presidida por Iván Flores (DC), encargó al Departamento de Informática un programa piloto para implementar la votación a distancia, que, según estiman, podría estar operativo en los próximos 10 días.

Desde el Gobierno, en tanto, confirmaron que se descartó la presentación de una reforma que permita a los legisladores sesionar en una sede distinta a la de Valparaíso, consigna el rotativo.

Ayer, la Cámara de Diputados decidió suspender sus sesiones de los días jueves homologando así el trabajo legislativo del Senado, con sesiones de Sala solo los martes y miércoles, entre varias medidas para enfrentar el coronavirus.

Además se acordó tratar solo los proyectos calificados con suma urgencia o con discusión inmediata por parte del Ejecutivo, así como también los proyectos que tengan urgencia desde los parlamentarios.

Asimismo, se acordó dar un permiso especial para ausentarse del Congreso a todos los funcionarios y funcionarias y además a 25 diputados y diputadas mayores de 65 años, para prevenir la propagación del virus y prevenir contagios.

Se informó que hay un funcionario en observación por posible contagio del coronavirus debido a que estuvo en una reunión social con una persona que sí dio positivo para el examen, razón por la cual se encuentra en aislamiento en su hogar.

También se determinó no pedir el cumplimiento estricto de la norma reglamentaria de que haya un quórum de 52 parlamentarios en la Sala para poder sesionar, en atención a la recomendación sanitaria de que no haya más de 50 personas en un espacio cerrado.