El 2° Juzgado de Garantía de Santiago estableció una pena de dos años de libertad asistida para un menor de edad implicado en el ataque a una comisaría ocurrido en noviembre pasado.

En la audiencia realizada la mañana de este jueves el juzgado condenó también a un adulto que como cómplice del ataque deberá cumplir con tres penas de 60 días por maltrato a carabineros y 541 días por el lanzamiento de artefactos incendiarios.

Se trata de las primeras dos condenas por los ataques a retenes y comisarías que se han registrado tras el estallido social del 18 de octubre en el país.

El pasado 6 de noviembre de 2019, cerca de las 17.30 horas, un grupo de sujetos atacó con elementos contundentes y bombas molotov el frontis de la Séptima Comisaría de Carabineros de Renca, en calle Blanco Encalada. Tres uniformados resultaron con lesiones y quemaduras debiendo ser trasladados de urgencia al hospital institucional. Frente a tales hechos, personal policial logró la detención de dos involucrados, Jonathan Nicolás Marigual Herrera y un menor de iniciales R.A.E.M. portando una mochila con guantes y una botella de diluyente.