La Corte Suprema ratificó el fallo de la Corte de Apelaciones de Temuco, que condenó al fisco por negligencias en la investigación del homicidio de la profesora estadounidense Erica Hagan, ocurrido en esa ciudad en 2014.

El tribunal ordenó que se pagara una indemnización de 200 millones de pesos a la familia de la víctima en mayo del 2019, debido a los errores en las indagatorias de tanto la PDI como del Ministerio Público.

El caso por el homicidio de la joven, quien fue hallada muerta en un colegio de Temuco, se cerró sin culpables después del cuestionado proceso.

Tras la resolución de la corte de esa ciudad, el Consejo de Defensa del Estado interpuso un recurso de casación en la forma y en el fondo ante la Suprema, que finalmente lo declaró inadmisible en la forma, y lo rechazó también en el fondo.

El fallo hace referencia a la pérdida y contaminación de pruebas de la investigación, acusa falta de servicio de la PDI, y conducta injustificada, errónea y arbitraria del Ministerio Público.

Asimismo, el máximo tribunal afirma que el padre de la profesora, demandante en esta causa, ha perdido la chance, posibilidad u oportunidad de obtener una sentencia condenatoria o de poder reabrir la investigación a fin de obtener la responsabilidad penal por el actuar negligente de los demandados.