Por unanimidad, la Comisión de Constitución aprobó en general el proyecto de reforma constitucional, en segundo trámite, que busca determinar por ley el monto de la dieta parlamentaria.

Los integrantes de la instancia – Felipe Harboe (PPD, presidente de la instancia); Andrés Allamand (RN), Francisco Huenchumilla (DC), Víctor Pérez (UDI) y Alfonso de Urresti (PS) – coincidieron en la necesidad de legislar para fijar las estructuras remuneracionales de las autoridades políticas y miembros del Parlamento, parte señalando el comunicado de prensa del Senado.

No obstante, los legisladores aclararon que el texto legal que llegó de la Cámara requiere de profundos perfeccionamientos aduciendo que tal como está redactado generaría consecuencias negativas en las estructuras de sueldos de la administración pública y en las carreras de unos 112 mil funcionarios y funcionarias, incluyendo a fiscales, jueces y ministros de la Corte Suprema.

Al respecto, el ministro de la Segpres, Felipe Ward, anticipó que el Ejecutivo presentará durante el debate en particular una indicación que recoja lo diversos perfeccionamientos, consigna Cooperativa.

Los parlamentarios escucharon a representantes de las diversas asociaciones de funcionarios del sector público, así como al fiscal nacional, Jorge Abbott; a ministros de la Corte Suprema, encabezados por su presidente, Guillermo Silva; y a cuatro constitucionalistas: Carlos Carmona, Luis Cordero, Arturo Fermandois y Sebastián Soto.

La mayoría de los invitados advirtieron la necesidad de introducir una serie de perfeccionamientos y afinar la técnica legislativa para conseguir el objetivo del proyecto de acortar las brechas remuneracionales