La petición de prescripción de la pena por malversación de caudales públicos y fraude al Fisco que presentó el abogado defensor de Enrique Kittsteiner a la Corte Suprema, solicitud acogida a trámite para ser discutida el miércoles 18 de diciembre en el Tribunal de Garantía de Valparaíso, ha generado diversas reacciones.
Kittsteiner, exjefe de gabinete del exintendente Raúl Celis, fue condenado a 8 años de prisión efectiva, sentencia que no cumplió, permaneciendo desde el fallo cinco años prófugo. De hecho, se encuentra en la lista de los 10 más buscados a nivel nacional.
En su momento, la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI realizó labores de búsqueda y, según el abogado de Kittsteiner, Luis Octavio Contreras, se dio información de que su cliente se había fugado del país, situación que -según el jurista- no fue así. «Él (Kittsteiner) ha estado desde la sentencia dentro del territorio nacional», aseveró.
Al respecto, el exintendente Raúl Celis (RN), quien tuvo a Kittsteiner como jefe de gabinete, precisó ante los hechos que «me parece que esto habla muy mal de las resoluciones judiciales en nuestro país. Los tribunales respectivos resuelven de una determinada manera, pero son incapaces de hacer cumplir lo ordenado y termina burlándose a la justicia. Creo que esa es la principal conclusión, la incapacidad de hacer cumplir lo resuelto por ellos mismos».
Por esto, afirmó que «quien tuvo mayor responsabilidad en esto fueron los propios tribunales o las policías, que fueron incapaces de detenerlo para que pudiese cumplir su pena» y aclaró que como intendente lo que hizo fue denunciar el tema.
«Yo era jefe de un grupo de personas que también fueron condenadas por delitos de malversación de fondos públicos, de fraude al Fisco, y en ese caso simplemente lo que me correspondió como autoridad fue poner los antecedentes en conocimiento de la Fiscalía o de las policías, y eso era mi obligación», dijo el exintendente.
Con respecto a si este caso podría afectar su eventual carrera política a gobernador regional, afirmó que no es momento para confirmar una candidatura, sino de preocuparse de la contingencia nacional, por lo que ello «se definirá en su momento».

Reparos al sistema
Parlamentarios consultados por este caso expresaron diversas opiniones, aunque coincidieron en sus críticas al sistema judicial, al no ser capaz de hacer cumplir la pena impuesta a Kittsteiner.
El senador Juan Ignacio Latorre recalcó que «estamos frente a un caso grave de corrupción en un momento donde el país debate penas más altas para los saqueos y también los delitos económicos, los delincuentes de cuello y corbata».
Agregó que «cuando uno es autoridad pública, en este caso jefe de gabinete de un intendente, uno tiene más responsabilidad que un ciudadano común, por lo tanto, una fuga incluso debería ser una agravante».
En este sentido, aclaró que «son las típicas artimañas del mundo de la elite que buscan evitar la cárcel», por lo que espera que «existan todas las medidas judiciales y de presión política (…). Que colabore con la justicia, pueda enfrentar los tribunales y termine preso». Sobre la responsabilidad política en este caso, dijo que «Celis debería al menos interpelar a su exjefe de gabinete a enfrentar la justicia y cumplir la pena de cárcel efectiva. Su silencio lo hace cómplice pasivo de la corrupción de un excolaborador cercano».
Y detalló que «respecto a su candidatura (a gobernador regional de Celis), le preguntaría si antes no fue capaz de controlar a un jefe de gabinete corrupto, ¿cómo garantizaría ahora que lo podrá hacer? No es confiable».
Por su parte, el diputado Daniel Verdessi (DC) precisó que «me parece irregular que se solicite la prescripción. Es una decisión que tendrán que tomar los tribunales y seguramente esto va a ser rechazado. Como ciudadano, tengo la opinión de que no es válida la prescripción de una persona que está prófuga. Si se autoriza, es una mala señal».
Consignó que acá «las responsabilidades son personales (…) y eso corre también para los partidos. Si entra alguien delincuente corresponde expulsarlo. Si RN tomó las decisiones correspondientes, esto no debería influir en las decisiones del jefe».

«Fue una estrategia»
El diputado Andrés Longton (RN), en tanto, destacó que «uno esperaría que todos los que cometieran estos actos estén cumpliendo sus penas en prisión, como corresponde. Haberse dado a la fuga fue una estrategia clara, es un tema a analizar, porque la escapatoria crea una sensación de impunidad».
Y subrayó: «Raúl Celis tuvo un papel importante, porque cuando se enteró de la situación fue el primero en denunciarlo. Eso habla muy bien de su persona. Acá hay un daño a la política más que a RN, Kittsteiner hace un daño a la política en general.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso