En un fallo unánime, la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Arica acogió recurso de amparo presentada contra el general de brigada René Bonhomme, jefe de la Defensa de la Región de Arica y Parinacota en el Estado de emergencia y posterior disposición del toque de queda en la zona.

En ese contexto, el tribunal de alzada, tras acoger la acción cautelar, ordenó a Carabineros realizar un sumario administrativo relacionado con cuatro amparados e informar a la Corte el resultado de la investigación.

El documento señala que “si bien se estaba en estado de excepción constitucional, respecto del cual se otorgan facultades especiales a las Fuerzas de Orden y Seguridad para esos efectos, el empleo de la fuerza debe ser de forma racional, lo que implica el seguimiento estricto a los protocolos previamente establecidos para tales fines”.

Asimismo, agrega que “de los antecedentes allegados, apreciados conforme a las reglas de la sana crítica es posible inferir que los amparados Ibar Silva y Felipe González, sufrieron lesiones que podrían deberse al actuar de Carabineros de Chile, alejándose de la normativa institucional prevista en los protocolos ya referidos, lo cual podría afectar el derecho a la seguridad individual de los amparados, situación que amerita una investigación exhaustiva para establecer la efectividad de los hechos denunciados y determinar las responsabilidades que de ello pudieren derivar».

“En relación a las amparadas Estefani Carrasco y Patricia Torres, se adoptaron las medidas necesarias para esclarecer los hechos y determinar eventuales responsabilidades, en atención a que ya se ordenó por parte de Carabineros de Chile oficiar respecto de los mismos a la Fiscalía Local de Arica, además de la realización de una investigación sumaria por parte de la Prefectura de Carabineros de esta ciudad, al personal que participó en el procedimiento en que se vieron involucradas las amparadas», añade el fallo.