La Clínica Jurídica de la Universidad Católica se querellará y representará a Josué Maureira, estudiante de cuarto año de Medicina de esa casa de estudios que denunció haber sido agredido física y sexualmente por carabineros de la 51° Comisaría de Pedro Aguirre Cerda.

La defensa del joven que fue detenido tras una protesta el lunes 21 de octubre, mientras auxiliaba a personas heridas en la manifestación -de acuerdo a su testimonio-, será asumida por la abogada penalista María Elena Santibáñez.

En tanto, el rector de la UC, Ignacio Sánchez, manifestó a La Tercera su «más absoluto rechazo a lo que hemos conocido como violación de derechos humanos en los últimos días y, en el caso nuestro, a Josué Maureira, un estudiante de cuarto año de Medicina de nuestra universidad que ha sido detenido y ha denunciado hechos que son inaceptables: violencia física y abuso por parte de Carabineros».

Este caso, por el cual el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella por «delito de tortura con abuso sexual agravado», ya está siendo investigado por la Fiscalía Metropolitana Sur.

Según el matutino, en su acción judicial, el INDH expone que a Maureira «lo mantuvieron esposado y así fue golpeado sin mediar provocación alguna e insultado por ser homosexual, asunto que dedujeron sus victimarios porque andaba con las uñas pintadas de rojo».

El relato del Instituto Nacional de Derechos Humanos añade que al joven estudiante de la UC «luego lo desnudaron completamente y además abusaron sexualmente de la víctima dentro del contexto de tortura que sufría en ese momento, con la introducción de la luma o bastón de servicio por la cavidad anal».

El rotativo también informa que la investigación de este caso, por el cual Maureira declarará este lunes en calidad de víctima en la Fiscalía de San Miguel, es liderada por la fiscal especialista en derechos humanos Paulina Díaz, quien ya ha decretado varias diligencias.