Los procedimientos judiciales han tenido que reacomodarse en relación a la contingencia que vive el país. El presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, se reunió con parte de los jueces de Garantía en el Centro de Justicia de Santiago para analizar el funcionamiento de los tribunales en esta semana de protestas, saqueos, incendios y manifestaciones con graves destrozos.
‘Estoy muy conforme con la labor que están haciendo los jueces. No estamos sobrepasados. Hemos logrado desplegar buenas medidas que nos permiten asumir la enorme carga de trabajo, la enorme cantidad de detenidos que tenemos’, dijo Brito.
La máxima autoridad de la judicatura fue consultada por el aumento de las detenciones ilegales de todo el país, que, según datos del Poder Judicial, entre el viernes 18 y el lunes 21 de octubre se produjeron 425, representando el 7,8% de los 5.397 controles de detención realizados en los primeros días de contingencia.
El promedio histórico de estos casos, en situación de normalidad, es del 0,8 por ciento de los arrestos.
En el caso específico de la Región Metropolitana, el incremento de arrestos ilegales ha sido menor, aunque representa el 22% de los casos a nivel nacional. Se ha detenido de forma ilegal a 96 personas, equivalente al 4,8% de los 1.986 controles realizados en los tribunales de la capital.
Brito explicó que ‘las razones de la detención (ilegal) son imprecisiones en los cargos. Los partes dicen relación con robos en supermercados y eso ha generado la imputación. Eso hace que el número de detenciones ilegales aumente. Pero el sistema está dando la prestación de servicios de justicia de manera oportuna’.
De acuerdo a Mauricio Ducce, académico de la Universidad Diego Portales, ‘todo hace indicar que a partir de un estado de excepción, la policía y las fuerzas militares sienten que tienen más facultades de intervención que en un régimen común y actúan con menos cautela ante delitos de flagrancia. Tienen poderes reforzados de actuación que les da el estado de emergencia y son menos prolijos que cuando que les da una situación de normalidad’.

 

Prisiones preventivas

En el caso de las prisiones preventivas, durante esos mismos cuatro días, el Ministerio Público presentó 289 peticiones, de las que se concedieron 245, lo que representa un 84,7%. Ante las solicitudes puntuales ocurridas en la Región Metropolitana, de las 120 peticiones de prisión, se otorgaron 98, equivalentes al 81,6%.