La jefa de Unidad Especializada en Derechos Humanos, Violencia de Género y Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional, Ymay Ortiz, aseguró que durante el actual estado de excepción constitucional por la crisis social que vive el país las denuncias por violaciones a los derechos humanos por parte de agentes del Estado han aumentado notoriamente.

En conversación con El Diario de Cooperativa la funcionaria planteó que «este ha sido como un maremoto respecto del impacto de denuncias que estamos recibiendo», de todo tipo.

«Nos impacta muchísimo esta situación de emergencia en este tipo de causas y sin duda a mí lo que me toca asesorar a las fiscalías regionales y al fiscal nacional tiene que ver con violencia institucional que ha aumentado muchísimo», añadió.

Ortiz afirmó que han tenido dificultades para tener un catastro oficial porque «las denuncias llegan por distintas vías» y además tienen complicaciones para poder distinguir cuando están frente a un delito común o frente a apremios ilegítimos, torturas o violencia de género, por ello se encuentran haciendo un catastro de los casos.

Además, llamó a las víctimas de violencia institucional a denunciar y a guardar las evidencias para comprobar.

«Si no denunciaron ahora también lo pueden hacer después, lo relevante es que resguarden la evidencia. Si tienen un video que puedan guardarlo en un soporte que no se vaya a borrar. Si tienen evidencias como vestiduras razgadas, también guardarla y hacerla llegar a la Fiscalía», planteó.