‘Es imprescindible que todos los sectores de la sociedad contribuyan a un clima de paz para preservar el Estado Democrático de Derecho’, declaró ayer el Consejo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Junto con ello, informó mediante una comunicación pública que desde el 19 de octubre, y en todo Chile, ha tomado contacto directo con mil 333 personas detenidas, siendo 181 niños, niñas o adolescentes, en 79 visitas a unidades policiales.

Ha realizado 32 observaciones de manifestaciones; ha visitado recintos hospitalarios constatando 88 personas heridas con arma de fuego con ocasión de la situación del país, con 5 personas graves y una con riesgo vital.
El INDH, asimismo, ha interpuesto 12 querellas por denuncias de torturas y apremios ilegítimos, 1 amparo constitucional ante Corte de Apelaciones y 2 amparos ante Juez de Garantía. ‘Los datos antes referidos se complementan con las cifras que otras organizaciones y servicios públicos han informado’, consigna El Mercurio.
Dijo además que mira con preocupación la situación de niños, niñas y adolescentes ‘expuestos directa e indirectamente a hechos de violencia’.