A una semana del fallo de la Tercera Sala de la Corte Suprema, la molestia y reacción del Tribunal Constitucional (TC), el debate abierto en círculos jurídicos e incluso una advertencia del Ejecutivo, ayer el tema se tocó en el Pleno del máximo tribunal y su presidente, Haroldo Brito, explicitó su ánimo de acercamiento con la magistratura constitucional.
‘No tenemos ninguna dificultad con el TC, aquí hay una diferencia, lo hemos venido sosteniendo, se trata de una resolución que tiene una lectura. Esa es una situación absolutamente puntual y entiendo que esa situación está completamente superada, más allá de lo que ha ocurrido con la resolución’, dijo el ministro Brito a ‘El Mercurio’, tras participar al mediodía en la subcomisión mixta del Senado por la aprobación del presupuesto institucional 2020.
Con esas palabras, insistió, como lo hiciera la semana pasada tras el fallo de la Tercera Sala, en poner ‘paños fríos’ a la pugna.

Un fallo pendiente que podría reactivar pugna
Hay, sin embargo, un asunto pendiente de resolución y que pudiera calmar o encender los ánimos en ambos tribunales. Falta que la Cuarta Sala de la Corte Suprema se pronuncie sobre el juicio laboral que dio inicio a las divergencias entre ambos tribunales (ver recuadro).
De sostenerse el criterio que más habitualmente ha mantenido esa sala en materia de tutela laboral de funcionarios públicos, pudiera haber un real ‘choque de trenes’, como se conocen las contiendas de competencia de esta naturaleza.
Sobre si evalúa un encuentro con la presidenta del TC, María Luisa Brahm, el ministro Brito afirmó: ‘Me reuniré con toda seguridad’, aunque no entregó una fecha. Ahora, en el TC no hubo una confirmación para la posible cita.

Invitación a comisión de Constitución

—¿Aceptará la invitación que le realizó la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados?
—Es una materia que no hemos conversado en el tribunal pleno sobre esa situación.

Fue una respuesta escueta, pero fuentes al interior del máximo tribunal señalan que es muy poco probable que, al menos, Brito, asista.
Ya, el vocero de la Corte Suprema, el ministro Lamberto Cisterna, decía que, en su opinión, asistir podía ser desaconsejable, dada la situación.
La invitación era extensiva también para la ministra Brahm. Tampoco en esa magistratura habría ánimo de asistir.
El presidente de la comisión de Constitución, el diputado Matías Walker, dice que aún no tiene respuesta de ninguno de los presidentes. Y, en esa línea, sobre ciertas críticas de algunos abogados que apuntan a que es poco apropiada la invitación, el congresista señala estar ‘consciente de que no podemos citar a ninguno de los presidentes. Por eso hemos sido muy cautos en insistir que es una invitación, en una fecha a proponer por ellos’.

Walker: ‘Estamos votando la reforma al TC’
Walker puntualiza además que es ‘absolutamente pertinente, toda vez que estamos votando la reforma al TC, discutiendo sus atribuciones, por lo que me parece que es muy pertinente escuchar a los presidentes de los máximos tribunales del país’.
Ahora, sin perjuicio de las posibles reuniones y citas entre presidentes de ambas magistraturas a raíz del problema suscitado la semana pasada, el funcionamiento de la Corte Suprema sigue y también el de su Tercera Sala, que ayer llamó la atención nuevamente al mundo jurídico, pero con un asunto de otra índole: un fallo sobre los alcances de la tenencia de mascotas.

Fuente: El Mercurio