Italia aprobó una ley que reduce el número de diputados de los 630 actuales a 400, y el de los senadores de 315 a 200, una medida impulsada por el gubernamental y antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S), y que contó con el voto de la mayoría de los partidos. La ley fue aprobada en la Cámara de los Diputados por 553 votos a favor, 14 en contra y 2 abstenciones, y los partidos que la secundaron fueron el M5S, sus socios en el gobierno Partido Demócrata (PD) e Italia Viva, y las principales fuerzas de la oposición Forza Italia, Liga y Hermanos de Italia.
Como se trataba de un proyecto de ley que exige una modificación de la Constitución, la medida fue votada en la Cámara de los Diputados y en el Senado en cuatro lecturas. La ley aprobada no entra inmediatamente en vigor, sino que es preciso que durante los próximos tres meses tras su publicación en la Gaceta Oficial se convoque un ‘referéndum confirmativo’, una petición que deberá ser presentada por una quinta parte del Parlamento, por 500.000 electores o por cinco regiones.
Este referéndum se espera para la primavera (boreal) de 2020, y no habrá necesidad de fijar un porcentaje mínimo de participación para que adquiera validez. De ser aprobada por los ciudadanos, la norma podrá aplicarse a partir de la próxima disolución del Parlamento para nuevas elecciones.