La Justicia española rechazó la extradición a Estados Unidos del ex general venezolano, Hugo Carvajal, acusado por supuestos delitos de narcotráfico, que fue jefe de inteligencia militar de Hugo Chávez, anunció la Audiencia Nacional.

«La Audiencia Nacional ha denegado la extradición del general Hugo Armando Carvajal solicitada por EE.UU. por delitos de narcotráfico», señaló en un breve comunicado este alto tribunal, encargado de los casos de extradiciones.

Junto a esta decisión, los magistrados también «acordaron la libertad del reclamado», que se encontraba en prisión preventiva desde que fue detenido en Madrid a mediados de abril de 2019.

El fallo de los magistrados justificando la decisión no se publicará hasta este martes, añadió el tribunal, que había celebrado la semana anterior la audiencia para evaluar la extradición.

«Estamos satisfechos, mucho, pero por prudencia no vamos a comentar la decisión hasta no tener el auto (fallo)», dijo por teléfono la abogada de Hugo Carvajal, María Dolores de Argüelles, consigna Emol.

«Solo tenemos el auto de libertad y voy ahora mismo a la prisión de Estremera (en las afueras de Madrid) a comunicárselo», añadió la abogada, precisando que Carvajal saldría de la cárcel este mismo lunes.

El ex general conocido como «El Pollo», despojado de su grado después de haber reconocido en febrero a Juan Guaidó como Presidente encargado de Venezuela, fue detenido en la capital española, hasta donde había llegado tras huir en un barco desde Venezuela a la República Dominicana.

Inculpado de narcotráfico en 2011 por la fiscalía de Nueva York, Carvajal estaba acusado de conspiración para enviar cocaína a Estados Unidos, incluido un embarque de 5,6 toneladas transportadas de Venezuela a México en 2006.

Según dijo el fiscal de Nueva York, Geoggrey Berman, en el momento de su arresto, el militar podría haber sido condenado a una pena entre diez años y cadena perpetua en EE.UU. En una entrevista en julio al diario español El Mundo, Carvajal negó haber «tenido relación alguna con ninguna red de narcotráfico» y acusó a la justicia estadounidense de formular «acusaciones genéricas y abstractas, algunas, y absolutamente carentes de pruebas, las otras».