La Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados discute este lunes el proyecto que busca rebajar la jornada laboral a 40 horas.

Alrededor de las 14:30 horas la instancia inició el debate en particular, en la primera de las dos sesiones extraordinarias que desarrolla hoy para debatir y votar la bullada iniciativa que impulsan las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola.

Los parlamentarios oficialistas destinaron los primeros instantes para cuestionar la pertinencia de la convocatoria realizada por la presidenta Gael Yeomans, considerando que hay otros proyectos del Gobierno con urgencia: sin embargo, el secretario de la instancia zanjó que dichas urgencias ya vencieron, por lo que ya no tienen autorización para verlos sin la autorización de la Sala de la Cámara.

 

Jornada especial: ¿Afectaría trabajos en incendios o el deporte?

Posteriormente, el diputado Guillermo Ramírez (UDI) hizo reserva de constitucionalidad, y luego Alejandro Santana (RN) pidió la palabra para hacer lo mismo respecto a otro artículo del proyecto. Patricio Melero (UDI), asimismo, anunció que harán lo mismo cuando se inicie la discusión en particular de cada una de las indicaciones ingresadas por la oposición -muchas de las que ya fueron retiradas-, para llevarlo al TC.

Melero criticó que «hay más de 14 mil trabajadores regidos por el Código de Trabajo que prestan servicios al estado, como es el caso de los auxiliares de la educación, que están pasando desde los municipios a los servicios locales de educación. ¿Qué significa esto, que vamos a tener también que modificar la jornada escolar?».

«¿O qué vamos a hacer con los trabajadores de Conaf cuando estén apagando un incendio? ¿Les vamos a decir que se acabó la jornada, que el Estado no va a seguir apagando el incendio? Vamos a tener que contratar más trabajadores», agregó.

Asimismo, estuvo la exposición del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, en que se esperaba que diera conocer un informe de la Dirección de Presupuestos sobre el gasto que se requeriría para solventar este proyecto en caso de convertirse en ley, y manifestar asimismo la posición del Gobierno respecto a la eventual inconstitucionalidad que le atribuyen.

El secretario de Estado había asegurado que en 30 minutos no alcanzaba a exponer íntegramente, por lo que pidió garantías para poder completarla e incluso terminarla en la siguiente sesión; finalmente, se extendió la primera sesión.

En su argumentación, Monckeberg fustigó y apuntó que podría afectar «hasta a los deportistas, que tienen jornada especial; tampoco se les dice cómo se va a hacer».

«Esto es tan absurdo y está tan mal redactado que no se hace cargo de ninguna jornada especial, sino que solo dice que todas deben adecuarse, que Chile podría verse impedida de jugar una Copa América porque va a exceder la máxima jornada que se está planteando. Porque se hace mal y no se específica cómo se adecua», dijo y consigna Cooperativa.

 

Molestia en la oposición

Todo ello bajo la suspicacia de los parlamentarios pro «40 horas», que sospechan que el objetivo del oficialismo con sus acciones es dilatar la discusión para que el proyecto no sea votado hoy.

La diputada Yeomans (Convergencia Social), presidenta de la comisión, acusó al Gobierno y los parlamentarios de Chile Vamos de «obstruccionismo» y de intentar hacer «fracasar» la sesión.

Además, el diputado Gastón Saavedra (PS) arremetió contra Monckeberg: «Aquí se le falta el respeto al país con la actitud dilatoria, pero además me sonroja que un ministro no haya tenido la atención y la preocupación de instalar las urgencias cuando se perdieron. Por lo tanto, ministro, espero que el Presidente, que lo mandata a acá, no el pueblo como usted dijo, lo saque de su cargo, porque usted ha faltado al país (…) y no nos someta a nosotros que paguemos sus errores».

 

Votación

Con 7 votos a favor y 6 en contra, la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobó el segundo numeral del proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas, que es considerado el “corazón” de esta iniciativa impulsada por el Partido Comunista.

También se aprobó el artículo 1 del proyecto, pasando a debatirse un artículo transitorio que establece que no se reducirán los salarios si se establece este cambio.

Sin embargo, el proyecto no se despachó, por acabarse el tiempo destinado para esta instancia.