El diputado Álvaro Carter (UDI) presentó un proyecto de ley que busca que los migrantes que residen en Chile de manera definitiva puedan hacer el servicio militar de manera voluntaria, con el objetivo de aumentar las vacantes actuales.
«Desde 2012 a la fecha, la Dirección General de Movilización Nacional no ha logrado completar las más de 11 mil vacantes con voluntarios. Por lo mismo, incorporar a extranjeros que viven de manera regular en el país ayudaría a suplir ese déficit, además de entregar una oportunidad real para que puedan mejorar sus condiciones de vida», argumentó.
Parte fundamental del proyecto es que los inmigrantes cumplan los mismos requisitos que se pide a los chilenos para hacer el servicio militar, sea obligatorio o voluntario, y así no hacer diferencias.
Realizar dicho servicio exige cuatro requisitos: ser chileno, tener entre 17 y 24 años, cédula de identidad vigente y aprobar las exigencias de la Comisión de Selección del Contingente al momento de ser convocado. Si la persona se inscribe de manera voluntaria, puede elegir en qué área de las Fuerzas Armadas realizar su ejercicio: Ejército, Amada o la Fuerza Aérea.

INTEGRACIÓN
El diputado gremialista apuntó otra razón para impulsar el proyecto: «Es una señal clara de integración con quienes llegan a nuestro país en búsqueda de nuevas oportunidades». Esto, en relación a los beneficios que se otorgan al realizar el Servicio Militar: educativos, de salud, económicos, entre otros.
En este contexto, en Radio Agricultura, el jefe de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, Álvaro Bellolio, adelantó que la idea del diputado Carter abre «una interesante discusión con Defensa. De hecho, el Ministerio de Defensa es uno de los que está participando en la creación de la política migratoria».