Parlamentarios de la Nueva Mayoría anunciaron que presentaran una indicación para que los ministros en visita extraordinarios puedan aumentar su plazo de investigación de dos a cuatro años, según el caso que estén investigando.

La instrucción será presentada a la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, como lo explicó el diputado Leonardo Soto, del partido Socialista.  “Esta indicación esperamos que sea votada por la comisión esta semana, alrededor del miércoles se pondrá en tabla y queremos dar una señal concreta a nuestra institucionalidad que va a tener las herramientas para impedir la impunidad. Que la estrategia de los abogados del exgeneral Humberto Oviedo están intentando materializar y dejar impunes actos que son gravísimos al interior de las Fuerzas Armadas”, aseguró.

Corte Suprema está en total acuerdo con el proyecto: “Tiene el beneplácito de la Corte Suprema. Le entrega a la Corte tener la posibilidad de ver caso a caso cuando conviene prorrogar y en esta situación, la ministra Rutherford ha llevado una investigación que tiene 30 cuadernos y alrededor de 800 tomos en consecuencia es imprescindible para que la acción de la justicia pueda asignar las responsabilidades de los casos de corrupción en las FFAA, que se prorrogue el mandato”, consigna Ahora Noticias.

Misma opinión comparte el diputado Matías Walker del partido Demócrata Cristiano, pero él es más enfático en señalar que existe un afán dilatorio, “algunos quieren ganar a la uruguaya, quieren embarrar la cancha, quieren hacer tiempo y quieren que la ministra Rutherford no termine su investigación. Nosotros vamos a impedir que eso suceda”.

Corte Suprema

El martes 2 de julio el pleno de laCorte Suprema analizó el proyecto de ley que busca ampliar de 3 a 5 años la permanencia de los ministros de la Corte de Apelaciones que integran los tribunales castrenses. El informe fue enviado dos días después a la presidencia de la Cámara de Diputados.

El documento explica, “dicho lapso, desde el punto de vista de la previsibilidad jurídica, resulta ser un plazo demasiado breve, pues suscita una rotación de ministros en la Corte Marcial, lo que, desde una perspectiva institucional, podría ir en la dirección contraria a promover la mantención y regularidad de criterios uniformes de interpretación del derecho por dicho tribunal de alzada”.

“El verdadero problema de fondo que presenta el proyecto son las anomalías del sistema de Justicia Militar, que han justificado la intervención de la Corte Suprema y la designación de ministros en visita, como una forma de compensar las falencias estructurales y procesales de dicho sistema”, manifiesta el texto.