La Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazó los recursos presentados por las defensas de Johanna Hernández y Francisco Silva, los dos condenados por el crimen del profesor Nibaldo Villegas, quienes buscaban rebajar su sentencia a cadena perpetua.

En este caso, Hernández, esposa de Villegas, deberá cumplir presidio perpetuo calificado, por lo que podrá pedir beneficiados carcelarios recién después de 40 años, mientras que el amante de la mujer, Francisco Silva, fue condenado a cadena perpetua simple, por lo que tendrá que esperar 20 años para solicitar algún beneficio.

La defensa de Silva apuntaba en su recurso a un error de derecho y a la colaboración prestada en la investigación, mientras que los abogados de Hernández hicieron referencia a la valoración de los medios de prueba y que no existía alevosía en el crimen, lo que fue desestimado por el tribunal de alzada porteño.

El fiscal José Miguel Subiabre aseguró que «este recurso de nulidad adolecía en su momento de aseveraciones que no habían ocurrido en la manera que todos y cada uno observamos en el juicio, y que de esa manera aún más temerario era plantear ante la Corte situaciones que no habían ocurrido», consigna Cooperativa.

Subrayó también que «el fallo, que tiene más de 23 hojas y que estamos analizando en este momento, da cuenta precisamente de todas aquellas circunstancias que expusimos en nuestros alegatos».

En tanto, el abogado de la familia de Nibaldo, Patricio Olivares, valoró que el fallo «da muestra de un trabajo bastante bien realizado por el equipo que participó en la persecución (penal), dirigidos por el fiscal Subiabre, y estamos satisfechos por la resolución».

El ministro de la Corte de Apelaciones Raúl Mera explicó que a los acusados «recursos ordinarios no les quedan, excepcionalmente podría haber, pero no me pronuncio respecto a algún tipo de recurso disciplinario, pero es algo que dependerá ya de la defensa y de la Corte Suprema ver si es admisible en su caso».