Por casi cuatro horas declaró este lunes Emiliano Arias ante el persecutor Alberto Ayala por la investigación administrativa que lleva el Ministerio Público en su contra.

Esto luego de que el fiscal Sergio Moya acusara al suspendido fiscal regional de O’Higgins de tráfico de influencias y obstrucción a la investigación en distintas causas.

A la salida de la Fiscalía Nacional, donde se realizó la diligencia, Arias remarcó que «esto se basa en mentiras, en denuncias falsas. Los antecedentes desarrollados por el fiscal administrativo, al cual hemos tenido acceso, han corroborado precisamente aquello. Se ha corroborado en la comparación de las denuncias falsas con otros antecedentes de la investigación como, por ejemplo, las declaraciones de otras personas», consigna Cooperativa.

«Sin duda que a medida que se investigue de mejor forma, más completamente este asunto, se va a seguir corroborando que esta es una denuncia falsa en mi contra, que no hay antecedentes ni méritos en materia penal ni administrativa», agregó el persectur.