Como un hecho relevante en la incorporación de las tecnologías al quehacer judicial calificó el ministro y presidente de la Tercera Sala de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, la comunicación por video conferencia con la Corte de Apelaciones de Concepción, desde cuyas dependencias se realizó el alegato de las partes.
De esta forma, la sala -integrada por los ministros Sergio Muñoz, María Eugenia Sandoval, Carlos Aranguiz y los abogados integrantes Pedro Pierry y María Cristina Gajardo- pudo ver y escuchar en directo con los abogados que se encontraban el tribunal de alzada penquista.
El ministro Sergio Muñoz destacó que este hito tiene como primera prioridad el acercamiento a la comunidad, a la cual se pretende otorgar un mejor acceso a la justicia, indistintamente de la región en que se encuentren -al ser la Corte Suprema un tribunal para todo el país- al mismo tiempo que da cuenta del uso de las tecnologías al servicio de las personas y de una mejor justicia.
«El alegato de las partes mediante el sistema de videoconferencias es un paso que posibilitará mayor participación de los abogados en la defensa de los intereses que representan y evitará gastos innecesarios. Es de esperar que esta práctica pueda ser acogida por otras salas de la Corte Suprema y también en las Cortes de Apelaciones, respecto de los procesos que se tramitan fuera de la capital regional», explicó el ministro Muñoz.
Agregó, que «esperemos que los abogados valoren el esfuerzo que implica esta apertura y uso de tecnologías en el Poder Judicial, que permitirán una mejor y más oportuna administración de justicia».
Esta audiencia se realizó en el marco del conocimiento de un recurso de casación de la Tercera Sala, en un juicio por indemnización de perjuicios por falta de servicio en el Hospital Las Higueras de Talcahuano, luego que una persona falleció al presentar complicaciones posteriores a una cirugía cardíaca.