Con la firma de traspaso del terreno por parte del Poder Judicial a la empresa constructora, hoy –lunes 6 de mayo- se dio inicio formal a las faenas de edificación del Centro de Justicia de Chillán, que albergará a la Corte de Apelaciones, el Primer y Segundo Juzgado Civil y el Juzgado de Familia de esta ciudad.

De este modo, la empresa Claro Vicuña Valenzuela tomó posesión del sitio, emplazado en la intersección de las calles Vegas de Saldías con Yerbas Buenas, para comenzar las obras que tendrán una duración de 750 días de acuerdo al contrato.

El proyecto representa una inversión de $18.359.516.325 y contempla la construcción de 7.173 metros cuadrados, convirtiéndose en uno de los primeros edificios verdes de la región.

«Hoy es un día histórico para  el Poder Judicial en la región de Ñuble. Se concreta un anhelo de la comunidad y de todos nosotros con la entrega del terreno a la empresa destinada a iniciar la construcción del Centro de Justicia. Se trata de la mayor inversión de la historia a nivel estructural de un proyecto que en los próximos años será motivo de orgullo para la región», señaló el presidente de la Corte de Apelaciones de Chillán, Claudio Arias.

Firma

A las 13 horas y en una breve ceremonia se firmó el traspaso de terrenos con la participación de los representantes del Poder Judicial y la empresa constructora, quienes posteriormente realizaron una visita inspectiva en el  lugar.

El administrador zonal de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, Rodrigo Jaureguiberry, destacó la importancia del proyecto y manifestó que «lo importante es que además estamos apuntando a la certificación leed oro que nos va a permitir tener un edificio moderno y con condiciones que respeten el medioambiente».