“Se solicita a SS. dejar sin efecto, la audiencia de sobreseimiento que por resolución, de fecha 22 de abril de 2019, había fijado SS. para el día 31 de mayo de 2019 a las 10.00, con el objeto de conocer de la solicitud de sobreseimiento, que en su oportunidad, había realizado el Ministerio Público”.

Esta es la petición que se dio a conocer hoy, hecha por el fiscal regional de Antofagasta, Alberto Ayala, luego de que el pasado  23 de abril se hiciera pública su solicitud de fijar la audiencia de sobreseimiento definitivo en contra de los persecutores Emiliano Arias y Sergio Moya, tras el término de la indagatoria de una querella por violación de secreto presentada por Sebastián Dávalos, en el marco de la arista de estafa del caso Caval.

De esta forma, el persecutor retrocedió y explicó así su decisión: “Que con posterioridad al día 10 de abril de 2019, fecha del cierre administrativo de esta investigación, y luego de la resolución de SS. de fecha 22 de abril de 2019, que fijó la fecha de audiencia antes señalada, el Fiscal Regional que suscribe recibió antecedentes de relevancia sustancial relativos a los hechos investigados y que no habían sido conocidos previamente”, consigna La Tercera.

MOYA VS. ARIAS

Ayala fue designado por Abbott hace dos semanas, para indagar la arista administrativa de la denuncia que realizó Sergio Moya en contra de Emiliano Arias, por cuatro hechos.

La primera denuncia que realiza el Moya contra su superior jerárquico, dice relación con la indagatoria por el caso de los jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua.

Respecto al caso Caval, el fiscal Sergio Moya, uno de los persecutores a cargo de las indagatorias, aseguró que su tramitación “fue sumamente compleja”, añadiendo que “hay un evento que es público y que también debe ser analizado a la luz del tiempo que ha pasado, y que dice relación con la única intervención que ha hecho el Fiscal Arias en la causa Caval, que fue el intento de realizarle un procedimiento abreviado a Herman Chadwick Larraín”.

Otro presunto delito denunciado por Moya contra Arias es una eventual obstrucción a la Investigación. Esto en el marco del caso del teatro Regional de Rancagua.

Finalmente, Moya relató un cuarto hecho por el cual denunció a Arias, el que está relacionado con “una denuncia que llegó de Puerto Montt donde Carabineros del OS7 de esa ciudad, pesquisó que desde esta Fiscalía Regional se extrajeron documentos, información de nuestra base de datos que llegaron a parar a manos de un particular. Ese particular se la entregó a Carabineros, y a ellos les llamó la atención que él tuviera esa información”.