En entrevista con el programa Hablemos en Off, de Radio Dunael fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, investigado por tráfico de influencias, obstrucción a investigaciones y violación de secreto, respondió a los puntos más controvertidos de la acusación del fiscal de Alta Complejidad de esa región, Sergio Moya, en contra de él.

Entre las consultas que respondió, se encuentra el encuentro que habría tenido con el abogado del Ministerio del Interior, Luis Hermosilla, y el jefe de esa cartera, Andrés Chadwick el pasado 7 de abril; la presunta obstrucción a la investigación en un caso que involucraba al alcalde de Rancagua, quien sería cercano a Hermosilla; la supuesta invitación a ser parte del actual gobierno; la polémica por sus designaciones en el Caso Caval; la filtración de información hacia Puerto Montt; y un ofrecimiento de una fiscalía a Sergio Moya por parte del fiscal nacional, que el mismo Moya le habría comunicado.

Supuesta reunión con Hermosilla y Chadwick

El fiscal Moya señala que el 7 de abril pasado, dijo que el fiscal Arias se reuniría con el abogado Luis Hermosilla y también, aparentemente, con el ministro Andrés Chadwick, para ver cómo capitalizaba la crisis generada por la reunión entre Abbott y el senador Letelier. ¿Usted ha tenido reuniones con el ministro Chadwick, se ha juntado con él, se comunica con él?

Discúlpame Matías, pero eso es francamente ridículo. Estamos hablando de operar contra el fiscal Abbott por la reunión con el senador Letelier. No tiene absolutamente ningún sentido, eso es absolutamente falso (…) Jamás he conversado acerca de esos temas con nadie.

¿Usted habla con Andrés Chadwick?

Yo he tenido contacto con Andrés Chadwick. E iba a haber una reunión en el Ministerio del Interior. Porque a nosotros en la Región de O’Higgins nos ha ido bastante bien con los robos, los que han disminuido cerca de un 30%. Y eso obedece a un plan que estamos llevando con Carabineros y la PDI. (…) Yo necesito que esta investigación sea lo más amplia posible y que sea mi conducta la juzgada. Y yo vengo acá sin conocer los antecedentes de la investigación.

La semana del 7 de abril, ¿se juntó con Luis Hermosilla y eventualmente con el ministro Chadwick para hablar sobre la reunión de Abbott con Juan Pablo Letelier?

No.

¿Y se lo comentó al fiscal Moya?

Con el fiscal Moya la comunicación era bastante fluida y casi diaria por las investigaciones que llevábamos. Evidentemente el fiscal, yo no sé cuáles son las motivaciones para aseverar cosas por el estilo. Yo no me he juntado con ellos para hablar ese tipo de cosas. ¿Qué sentido podría tener que yo ande buscando una cosa como esa? Si lo que le molesta al poder es que no me pueden controlar. Y no me pueden controlar porque yo no quiero dinero, no quiero otro cargo público. yo no quiero ser parte de un gran estudio. Y a este sujeto que no podemos controlar qué tenemos que hacer: destruirlo, y a través de los medios de comunicación.

O sea, ¿el fiscal Moya es un cómplice de quienes lo quieren destruir?

No lo sé. No lo sé. Veamos en definitiva los hechos, que son hechos absolutamente anómalos.

Obstrucción a la investigación en Rancagua

En relación a la obstrucción a la investigación por el tema del teatro de Rancagua, que afecta al alcalde Soto, dice el fiscal Moya dice que usted insistentemente era muy cercano al abogado Hermosilla, que trató de impedir que se incautaran los celulares, de donde vienen las cadenas de  WhatsApp, que le dijo después que por favor devolviera esos celulares. Y el fiscal Moya le dice a usted, o al menos así lo afirma, “mira las cadenas de WhatsApp que tengo. O te están utilizando, o estás cometiendo una irregularidad”. Y según Moya usted se comprometió a que no iba a intervenir más en la causa.

Otra vez. Yo jamás toqué, estuve cerca de esa carpeta de investigación. Y eso lo van a poder decir todos los asesores. La responsabilidad la asigné solo al fiscal Moya. Cuando él llega con un correo que dice que existe un WhatsApp en que aparezco mencionado, yo le digo “¿ya y qué?”, y me dice “están pidiendo que le devuelvan el teléfono”. Yo le pregunto “¿está respaldado?”, y me dice que sí. “Entonces sí lo entregas”. Eso es lo que hacemos siempre: se respalda el equipo que se incauta y luego de incautarse se devuelve.

¿Subsecretario de Prevención del Delito?

¿Usted nunca recibió una oferta de trabajo del Ministerio del Interior cuando este gobierno llegó?

Yo, una oferta de trabajo de alguien del gobierno, que me dijera “Emiliano, tienes la posibilidad de ser subsecretario”, no. Hubo un almuerzo, en una conversación en que un amigo me dijo “te interesaría eso”, y yo le respondí “qué hace ese sujeto”. Quizás estaban sondeando el nombre.

¿Y quién es?

En este momento no lo puedo señalar. Espero también dar ciertas respuestas.

¿Es un militante UDI, es una autoridad UDI?

No es un funcionario público del gobierno.

¿Ese amigo de dónde es suyo, por qué tiene relación con alguien que es capaz de ofrecerle o sondearlo para un cargo de gobierno?

Es que él no sé si fuera capaz de ofrecerme en definitiva, que tuviera la capacidad de hacerlo. No puedo revelar su nombre en este momento, porque esto va a tener que salir en la investigación (…) Yo les acabo de decir en definitiva “¿qué hace ese sujeto?”. Y yo no sé, ni al día de hoy, qué es lo que hace el subsecretario de Prevención del Delito. Fue un asunto sorpresivo, tampoco fue un almuerzo para eso. En definitiva, el ofrecimiento debería haber venido de una persona con capacidad o facultades para hacerlo.

Polémica por Caso Caval

En algún minuto usted dijo que no estaba involucrado en el Caso Caval, y luego conocimos un mail donde usted sí establece qué fiscal o qué persona de O’Higgins se queda con cada una de las aristas. Y usted se queda con el caso del síndico. Y finalmente es efectivo que usted ofrece un procedimiento abreviado al cuál se opone el Consejo de Defensa del Estado.

El sistema admite estos procedimientos abreviados. Y las negociaciones del procedimiento abreviado en ese caso fueron especialmente complejas, se extendieron por aproximadamente unos seis meses. Yo nunca dije que no estuviera involucrado, dije que las negociaciones las llevó Sergio Moya y eso quedará patente cuando concurran los abogados a declarar si efectuaron o no, o con quien efectuaban las negociaciones. Ese correo electrónico es un acto público, y se refiere a cómo nos íbamos a distribuir las funciones en las audiencias. Todo esto tiene una explicación que es bastante lógica, y tiene una mala interpretación que es la que realiza el denunciante.

Filtración de Rancagua a Puerto Montt

¿Usted reconoce el error de haberse metido al sistema de información de la Fiscalía en su región? ¿Usted se metió para entregarle a un familiar el dato de una investigación que se estaba haciendo contra otro familiar en Puerto Montt?

Eso no es así. Ese acceso yo creo que es un acceso debido, y eso es lo que se tiene que acreditar. Yo accedo a esa base de datos, y luego para hacer una denuncia en contra de un familiar. No y luego mientras se desarrollaba esa investigación, que a todo esto no sé en qué está y lo podrá declarar el fiscal Marcos Emilfork.

¿Quién le pidió que se metiera al sistema para ver si su sobrino estaba implicado?

La verdad es que todo esto ha sido tan mediático que ese antecedente lo voy a revelar con el fiscal Campos, pero el hecho es precisamente señalar de que se obtiene un antecedente para que se haga una investigación en contra de un familiar y en esa investigación yo no intervengo de ninguna manera, y lo tendrá que decir el fiscal Emilfork.

Ofrecimiento a fiscal Moya

¿En algún momento el fiscal Moya le comunicó a usted de que el fiscal nacional le había ofrecido una fiscalía?

Sí, claro. Eso lo hizo ante el fiscal Javier von Bischoffshausen en mi oficina. Me extrañó muchísimo eso

¿Cuándo ocurrió?

Soy pésimo para las fechas pero sí para los hechos. A continuacón de una capacitación que yo lo envié a cibercriminalidad en Santiago me dice que el último día concurre el fiscal nacional, y en ese momento él, Moya, lo amenaza con querellas nominativas por haber filtrado su sumario. Y eso lo afectó muchísimo a él.

¿A Moya?

A Moya, por haber filtrado ese sumario. Y que ahí el fiscal nacional, dice él digamos, le habría dicho que yo lo quería manipular o que yo lo quería perjudicar y que le ofrecía cualquier Fiscalía del país. Eso es lo que señaló él, digamos.

¿Moya le dice a usted “Abbott me ofreció cualquier fiscalía del país”?

Sí, eso dice. Y eso, afortunadamente, lo dijo porque justo en ese momento Javier (von Bischoffshausen) pregunta “¿tengo que quedarme?” y le decimos que se quede, y lo dice en frente de él.