El fiscal regional de Antofagasta, Alberto Ayala, solicitó ayer fijar la audiencia de sobreseimiento definitivo en contra de los persecutores Emiliano Arias y Sergio Moya, tras el término de la indagatoria de una querella por amenazas presentada por Natalia Compagnon.

El fiscal nacional Jorge Abbott designó a Ayala el 27 de marzo de 2018 para que iniciara una investigación en contra de ambos fiscales de O’Higgins, en el marco de la querella que presentara la esposa de Sebastián Dávalos, en medio del caso Caval, consigna La Tercera.

La defensa de la mujer acusa el delito de amenazas luego que- según su testimonio- la “extorsionaran” para aceptar un procedimiento abreviado para terminar con el caso.

En el documento de la querella, la defensa de Compagnon asegura que los hechos no sólo confirman el “actuar ilícito del querellado, sino da cuenta de una manifiesta intención de obtener un resultado por cualquier medio disponible, ejerciendo presión indebida, amenazas o extorsión, resultando agraviante para esta parte, por cuanto no tiene garantías de un debido proceso, como tampoco de la independencia que se requiere toda vez que el actuar del querellado, sólo se puede concluir la existencia de una animadversión en mi contra”.

De esta forma, el juez de Garantía de Rancagua, Mauricio Voltaire, dictaminó fijar la audiencia para el próximo 31 de mayo a las 10.00 horas.

EL CARA A CARA DE MOYA Y ARIAS

Ayala fue designado por Abbott la semana pasada, para indagar la arista interna de la denuncia que realizó Sergio Moya en contra de Emiliano Arias, por cuatro hechos.

La primera denuncia que realiza el Moya contra su superior jerárquico, dice relación con la indagatoria por el caso de los jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua.

Respecto al caso Caval, el fiscal Sergio Moya, uno de los persecutores a cargo de las indagatorias, aseguró que su tramitación “fue sumamente compleja”, añadiendo que “hay un evento que es público y que también debe ser analizado a la luz del tiempo que ha pasado, y que dice relación con la única intervención que ha hecho el Fiscal Arias en la causa Caval, que fue el intento de realizarle un procedimiento abreviado a Herman Chadwick Larraín”.

Otro presunto delito denunciado por Moya contra Arias es una eventual obstrucción a la Investigación. Esto en el marco del caso del teatro Regional de Rancagua.

Finalmente, Moya relató un cuarto hecho por el cual denunció a Arias, el que está relacionado con “una denuncia que llegó de Puerto Montt donde Carabineros del OS7 de esa ciudad, pesquisó que desde esta Fiscalía Regional se extrajeron documentos, información de nuestra base de datos que llegaron a parar a manos de un particular. Ese particular se la entregó a Carabineros, y a ellos les llamó la atención que él tuviera esa información”.