El suspendido ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Emilio Elgueta, fue expulsado ayer domingo de la Gran Logia de Chile, que decidió de forma unánime sancionar de forma inmediata al juez con la “Pérdida de la Calidad Masónica”.

La determinación llegó tras el allanamiento realizado a su oficina el pasado miércoles 27 de Marzo, en el que se encontraron singulares objetos: una representación del diablo, figuras de demonios, velas y una imagen de una exministra de la Corte Suprema llena de alfileres.

Según fuentes de Radio Bío Bío, la fotografía incautada sería de Gabriela Pérez, quien investigó a Elgueta cuando lo sancionaron con una amonestación por presionar a un fiscal y a un juez en un proceso por violencia intrafamiliar.

La exministra se encuentra jubilada y en silla de ruedas por problemas de salud tras su retiro del máximo tribunal del país.

El registro de su oficina en la Corte de Rancagua tenía como propósito hallar antecedentes para la indagatoria administrativa -y penal- por tráfico de influencias y por recibir dinero, presuntamente, de abogados que litigaron en su tribunal.

Al margen del sorprendente episodio, el presidente de la Asociación de Fiscales, Mario Carrera, valoró la labor del Poder Judicial y de la Fiscalía respecto de la investigación al juez Elgueta. “No hemos tenido ningún antecedente de que hubiese algún tipo de oposición a las distintas medidas intrusivas, como es la entrada y registro a la oficina”, recalcó.

En la misma línea, la presidenta de la Asociación de Magistrados, Soledad Piñeiro, llamó a las autoridades a concretar un proyecto de ley para reformar el sistema de nombramiento y valoró también, la labor que han realizado los organismos investigadores.

“Nosotros mantenemos el compromiso con la indispensable reforma en el sistema de nombramientos, que permita reducir el espacio a discrecionalidad y separar esta labor del ejercicio jurisdiccional. Volvemos a reiterar nuestro llamado a las autoridades a concretar a la brevedad un proyecto de ley con base al diagnóstico y a los acuerdos emanados de la mesa de trabajo”, remarcó Piñeiro.