La entrega del detalle de la inversión en proyectos de infraestructura y las cifras jurisdiccionales del pasado año, fueron los aspectos principales entregados por el presidente de la Corte de Apelaciones de Chillán, Darío Silva, en la cuenta pública de su gestión en el año judicial 2018.

En el acto participó el pleno de ministros, además de autoridades, encabezadas por el intendente de Ñuble Martín Arrau, el diputado Carlos Abel Jarpa, la fiscal regional Nayalet Mansilla y el defensor regional Marco Montero, entre otros.

En la oportunidad, el ministro anunció que el terreno donde se emplazará el Centro de Justicia de Chillán será entregado durante la segunda quincena de abril a la empresa Claro Vicuña, encargada de la construcción para iniciar las faenas, para lo cual tendrá un plazo de 750 días de acuerdo al contrato.

El edificio contempla la construcción de 7.173 metros cuadrados, representa una inversión de más de 18 mil millones de pesos ($18.359.516.325) y albergará a la Corte de Apelaciones, al Juzgado de Familia y al 1º y 2º Juzgado Civil de esta ciudad.

En lo que respecta a proyectos desarrollados el pasado año destacó la habilitación de la construcción del segundo piso del edificio del Juzgado de Letras y Garantía de Bulnes y el Juzgado de Letras y Garantía de Coelemu, lo que representó una inversión de 331 y 297 millones de pesos, respectivamente.

Silva además graficó que a través de la Corporación Administrativa del Poder Judicial y el Consejo de Coordinación Zonal que presidió el año 2018 se alcanzó una ejecución presupuestaria del 99,6%, lo que significó un gasto de más de mil 145 millones de pesos ($ 1.145.101.279).

Ingresos

El ministro Silva Gundelach manifestó que durante el año 2018 en las 13 unidades judiciales que componen la jurisdicción se alcanzaron 60.580 ingresos de causas, registrando un mayor número las relacionadas a materia Penal con 18.524 de ellas.

Lo anterior impactó de igual forma en la Corte de Apelaciones donde se registraron  3.429 ingresos, en su mayoría civiles (583) y relacionadas a la reforma procesal penal (435).

«Estos ingresos significan un aumento de 11 por ciento en relación al año 2017, reflejando  una tendencia, provocada principalmente por el incremento en la judicialización de los recursos en contra de las alzas en planes de las Isapres que durante el año 2018 se elevaron en un 12% en comparación al año anterior», dijo Silva.  Agregó que «1.119 ingresos corresponden a este tipo de recursos, lo que representa el 74% del total de recursos de protección presentados en el tribunal».

«Dada la tendencia sostenida y creciente del volumen de causas que ingresan a este tribunal de alzada, resulta imprescindible aumentar la dotación actual e implementar una segunda sala permanente en la Corte de Apelaciones de Chillán, lo que esperamos se concrete con la ayuda de todos», recalcó Silva.

El presidente de la Corte, por último, recordó en su discurso que el próximo 30 de abril se cumplirán 10 años desde la entrada en vigencia de la Reforma Laboral en la jurisdicción Chillán, proceso que modernizó el sistema  agilizando los juicios, que hoy demoran en promedio cerca de 30 días de tramitación en un procedimiento simplificado y aproximadamente 90 días en procedimientos de aplicación general, aumentando además los procesos con resultado positivos para los trabajadores, ya que en más de un 85% de las causas se obtiene sentencia favorable, conciliación en juicio o avenimientos.